Lloró por su hijo de dos años y aseguró que había sido secuestrado, pero luego reconoció que lo golpeó, lo llevó a un bosque y lo dejó morir

El pequeño fue encontrado muerto luego de 60 horas de búsqueda.

Por Camilo Henríquez

La historia que le contó Charisse Stinson a la policía no tenía mucho sentido. La joven de 21 años había “aparecido” en una parque de Florida con heridas y relató que la golpearon, la dejaron inconsciente y que un sujeto de nombre Antwan se había llevado a su hijo.

La mujer aseguró que el hombre se había ofrecido a llevarlos y que la dejó sin sentido en el auto para luego escapar con el niño.

La policía emitió una alerta amarilla y comenzó una desesperada búsqueda del menor, la que culminó 60 horas después cuando lo encontraron sin vida en una zona boscosa.

Stinson no pudo más con la presión y contradicciones y terminó reconociendo que ella había dado muerte a su hijo de 2 años.

Según ABC, la joven señaló que golpeó al pequeño Jordan “en un momento de frustración” y el niño había azotado la cabeza contra una muralla de su casa.

El menor comenzó a empeorar e incluso “sufrió ataques”, pero Stinson no pidió ayuda a los servicios de urgencia. Tomó a su hijo, lo llevó al bosque en medio de la noche y lo dejó morir. Luego regresó a casa y se golpeó en la cara y otras partes del cuerpos para dar pie a la historia del secuestro del niño a manos de Antwan.

“Todo eso fue ‘fabricado’ por la señora Stinson para ayudar a cubrir su coartada”, dijo el teniente de la policía de Largo Randall Chaney.

Además, el teniente indicó que la mujer cambió su versión de los hechos varias veces y que no mostró ningún tipo de arrepentimiento.

Stinson está acusada de asesinato en primer grado y abuso infantil y se encuentra detenida.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo