Sus amigos le rogaron que bajara la velocidad: manejaba a 200 km/h en zona de 60, iba con alcohol y desató una verdadera tragedia

Mató a dos personas.

Por Camilo Henríquez

Gianfranco Meloni desató una verdadera tragedia tras matar a un padre y su hijo luego de provocar un terrible accidente mientras conducía alcoholizado y a exceso de velocidad.

El accidente impactó a Argentina, no sólo por las muertes, sino por los antecedentes que se han ido conociendo del caso.

El sujeto manejaba su chevrolet cruze negro por Avenida Rivadavia ayer domingo a 200 km/h en una zona de 60 y además “le detectaron 0,6 gramos de alcohol por litro de sangre, es decir un poco más de lo permitido (0,5)", indica Clarín.

Meloni iba acompañado de 4 amigos, y dijeron a los investigadores que le gritaron en repetidas ocasiones que bajara la velocidad y que detuviera el auto, pero nunca les hizo caso.

De hecho, la policía reveló que el velocímetro había quedado sobre los 190 km/h tras el accidente.

En el choque murieron Eduardo Federico Copa de 48 años y su padre Osvaldo Demetrio Copa de 72 quienes iban en un chevrolet corsa gris y fueron impactados por Meloni.

El medio transandino apunta que el sujeto quedó detenido acusado de “homicidio simple con dolo eventual. Es decir, para las autoridades el conductor no sólo sabía lo que hacía sino también tenía claro que podía matar a alguien por circular tan rápido con su coche”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo