“Realmente no sé qué hice mal”: salió a una feria con su esposa que sufre demencia y para que no se perdiera la llevó con una “correa para perros”

La mujer tenía marcas rojas en su garganta.

Por Camilo Henríquez

Walter William Wolford Sr. fue arrestado, tendrá que comparecer ante la justicia y tuvo que pagar una fianza de 5 mil dólares luego atar una “correa para perros” en el cuello de su esposa para que no se le perdiera.

El hombre de 66 años salió a una feria en York el pasado sábado con su esposa Catherine, la que sufre demencia, y le puso una correa de nailon roja buscando que “no escapara”.

Uno de los asistentes vio como el sujeto tiraba de la correa haciendo que la mujer bajara la cabeza. Además, logró apreciar marcas rojas “alrededor de la garganta” de la "víctima". señala New York Post.

Tras hacer la denuncia, la policía se dio cuenta que la mujer estaba desorientada, “no sabía dónde estaba, ni su propio nombre” y además decía frases sin mayor sentido.

Cuando Wolford fue consultado, señaló que Catherine sufría “una etapa avanzada de demencia” y que el año pasado habían ido a la misma feria y que ella se había arrancado y que solo la pudo encontrar una hora y media después, por lo que ahora quería evitar con la correa que la situación se repitiera.

Además, el hombre aseguró que le había atado la correa a la cintura y que no sabía cómo había llegado hasta su cuello.

“Realmente no sé qué hice mal”, dijo Wolford, que recalcó que nunca quiso hacerle daño.

“Realmente no me gusta usarlo, pero era eso o no llevarla. Amo a mi esposa más que a nada en el mundo, pero es muy difícil cuidar a alguien con demencia severa. Me están convirtiendo en un monstruo, pero lastimar a mi esposa es lo último haría”, finalizó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo