¿No será mucho?: mujer demandó al entrenador de su hijo por no seleccionarlo para el equipo de fútbol del colegio

La mujer llevó el caso a la justicia acusando que el entrenador del colegio está discriminando a su hijo.

Por Nathaly Lepe

Cuando las personas tiene hijos habitualmente tienden a creer que sus retoños son lo mejor que existe en el mundo. Por eso cuesta aceptar cuando a veces las bendiciones no tienen todas las virtudes que los padres creen que tienen.

En Estados Unidos, este tema está dando mucho que hablar, luego que una mujer decidiera llevar a una corte federal al entrenador de fútbol de la escuela de su hijo, luego que el niño no lograra entrar al equipo deportivo.

La mujer de St. Louis cuyo nombre se ha mantenido en reserva se indignó cuando supo que su hijo, que estudia en tercer año en la Escuela Secundaria Ladue Horton Watkins, y decidió recurrir a la justicia asegurando que el entrenador estaba discriminando a su retoño. 

El menor, había sido hasta el año pasado seleccionado en el equipo, por lo que en la demanda se establece que "es lo suficientemente bueno para jugar".

En los documentos presentados el entrenador reconoce las condiciones del joven, sin embargo explica que por motivos de capacidad técnica se dejó partir del grupo.

"Tiene algunos atributos impresionantes", se lee en los correos electrónico enviados por el entrenador de fútbol Dave Aronberg a la familia. "Sin embargo, hubo algunos problemas en su juego, incluida la capacidad técnica y la toma de decisiones en el juego que lo colocaron por detrás de varios niños", reproduce el New York Post. 

Sin embargo a la familia no le gustó la respuesta, insistiendo que se trata de un caso de discriminación, porque no se aplicaron las políticas en los equipos femeninos.

La familia apeló la decisión del entrenador ante las máximas autoridades escolares pero no lograron revertirla.

Se espera que el lunes el juez a cargo del caso se pronuncie sobre si puede o no volver al equipo.

Reacciones

En redes sociales el caso ha dado mucho que hablar, y en varias de las reacciones se ha mencionado que es una exageración de los padres.

"El niño que obtiene un trofeo por no hacer nada", decía uno de los comentarios. 

"Él debe haber sido un jugador basura que no es necesario en el equipo. Probablemente sea el resultado de una crianza centrada en la exhibición gracias a las pataletas de la madre": agregaba otro.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo