"Maddie está viva en Portugal": la sorprendente confesión que da esperanza a los padres de Madeleine McCann

"Ella podría estar literalmente en cualquier parte del mundo, pero mi intuición es que está en Portugal", insistió el hombre que es considerado el mayor experto en la desaparición de la menor.

Por Christian Monzón

Hace 11 años que el mundo está consternado por la desaparición de Madeleine McCann. La niña británica fue vista por última vez el 3 de mayo del 2007 en el balneario portugués de Praia da Luz, perdiéndose el rastro la noche de ese día luego que sus padres salieran a cenar a un restaurant en el hospedaje en el que se quedaban en el lugar, dejando a la pequeña con sus hermanos menores en la habitación.

El caso se ha convertido desde ese momento en uno de los más mediáticos de la historia, con una serie de pistas que no han llevado a ningún lugar y operativos policiales en prácticamente todos los continentes. Incluso en Chile existieron denuncias de personas que vieron a Maddie.

Hace unos días Gerry McCann, el padre de la niña, señaló a BBC Radio 4 que lo ocurrido esa jornada "fue una noche de terror", relatando todos los detalles acaecidos durante los minutos posteriores a la desaparición.

Y este miércoles se dieron a conocer las declaraciones de David Edgar, integrante de Scotland Yard que durante años ha investigado el caso, siendo considerado una de las personas que más saben en torno a Maddie.

En ese sentido, sus palabras dan una luz de esperanza a los padres de McCann, ya que cree que la niña todavía está viva, aventurándose a decir donde cree que se encuentra en estos momentos.

"Ella podría estar literalmente en cualquier parte del mundo, pero mi intuición es que está en Portugal. La posibilidad de que ella haya sido sacada de contrabando fuera del país sin ser detectada es altamente improbable. Hay alguien en Portugal con un conocimiento total de dónde está y qué pasó", remarcó el hombre según consigna el Daily Mail.

De igual manera, afirmó que "existe la posibilidad de que Madeleine siga viva y pueda estar escondida en algún lugar y sin tener idea de que está en el centro de una búsqueda mundial para ella".

Edgar sostuvo que pese a todos los años que han pasado desde la desaparición de la menor,  este sigue siendo para él "un caso desconcertante, pero solucionable".

"Hay personas ahí que saben qué ocurrió. La mayor esperanza para un avance significativo, incluso después de todo este tiempo, será si la conciencia de alguien se conmueve. Puede ser que la persona responsable del secuestro de Madeleine se esté muriendo y haga una confesión en el lecho de muerte, o que alguien cercano a esa persona se presente después de que haya fallecido", aseveró.

Por último, volvió a insistir que cree que se sabrá qué pasó con Maddie, ya que comúnmente las personas que cometen algún delito, como por ejemplo el secuestro de un menor, terminan contándole a alguien lo que hicieron.

"Quien quiera que sea responsable siempre confía en alguien más. Usualmente es así y es muy raro que no ocurra de esa forma", remató Edgar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo