Quedó sin cabello por un trastorno compulsivo: modelo supera la calvicie y sorprende con desnudos para "inspirar" a otras mujeres

"Al final, tu objetivo final no es sentirte bella sin cabello, sino comprender que tu sonrisa tiene mucho más poder que tu cabello", señaló.

Por Christian Monzón

Primero comenzó a tirarse las pestañas como una forma de calmar su ansiedad. Luego extendió esto hasta las cejas y todo concluyó con su cabellera. Así, a los 12 años, la italiana Sara Meucci se quedó completamente calva producto de un trastorno compulsivo, debiendo enfrentar las miradas y las preguntas de las personas por su falta de pelo.

Y en la actualidad, la modelo sigue enfrentando su padecimiento llamado tricotilomanía, pero logró superar todos los problemas que le trajo consigo la calvicie y quiso dar un paso más allá tomándose fotografías desnuda, para inspirar a otras mujeres que sufren lo mismo.

"La tricotilomanía es el desencadenante, pero tú eres quien se lo hace a sí mismo e incluso si sientes que no puedes evitarlo, nunca culpas al trastorno, siempre te culpas a ti mismo", relata al Daily Mail.

Sobre como se originó todo, afirmó que "comenzó de pequeña, con una o dos pestañas y luego llegó a mis cejas y se extendió a mi cabello. No pude resistir la necesidad de tirar y no intenté resistirme tanto, pero cuando rasgas tu cabello repetidamente, existe una gran posibilidad de que no vuelva a crecer".

"Comencé a la edad de 12 años, ahora tengo 28 años y me queda muy poco cabello, así que me afeito por completo cada dos días", recalcó Meucci.

Además del trastorno, la italiana debió enfrentar otro problema: cómo la miraban las personas. "Los estándares de la sociedad sobre el cabello me hicieron sentir que estaba equivocada, especialmente cuando era una niña. La gente todavía está bastante sorprendida por las mujeres calvas o las caras sin pelo en general y puedo entender por qué, no es algo que se ve todos los días. Pero creo que podemos trabajar en eso", señaló.

"La mayoría de las personas pensaron que tenía cáncer y otras personas que tenían conocimiento de la alopecia, me preguntaron si la tenía. Nadie piensa que la pérdida de cabello puede ser suya, nadie sabe sobre el trastorno de tricotilomanía", relató.

Pese a los cuestionamientos y al proceso personal que debió enfrentar por su calvicie, llegó un minuto en que Sara logró cambiar su mentalidad. "Cuando dejé de sentirme mal y decidí que no había nada malo en mí, que podía verme bien de todos modos, todo cambió. Cambié y la gente a mi alrededor también", explicó.

"Sabía que eventualmente aceptarme era algo que tenía que hacer para encontrar estabilidad. Un día, después de pasar un año en terapia hablando de mis inseguridades, mientras intentaba pegar esa pestaña falsa que realmente no quería cooperar y el pañuelo (en la cabeza) se sentía demasiado apretado, decidí que ya no importaba y me fui", indicó. "Creo que todo realmente reside en tu confianza, en lo audaz que te conviertes en ser", insistió.

Y ahora ve los resultados, subiendo sus fotografías en Instagram donde en famosa con el nombre de Miss Swirl. Allí, envía mensajes a otras personas que padecen el mismo trastorno y llama a las mujeres a sentirse bien, pese a todos los problemas que tengan. Incluso, ha posado desnuda en publicaciones y en imágenes en su cuenta de Facebook, buscando inspirar a quienes pasaron por lo mismo que ella.

"Estoy publicando muchas fotos en Instagram que creo que podrían inspirar a otras mujeres como yo, y creo que funciona. Recibo muchas notas de agradecimiento, incluso de hombres que tienen alopecia y madres de niños que la tienen, otros tricostores y muchos más", afirmó.

Y por lo mismo, Sara abre su corazón. "He luchado contra la depresión y los pensamientos que me llevaban a la percepción errónea de mí misma, contra los monstruos que viven en mi cabeza, las palabras que juzgan a la gente de mi edad, las miradas de compasión de los adultos y ya no tengo miedo de ser yo", enfatizó.

"Este es un viaje por el que todo ser humano sensible tiene que pasar en algún momento y es reconfortante saber que no eres la única persona en el planeta que atravesó todos estos problemas para encontrar un lugar de felicidad. Al final, tu objetivo final no es sentirte bella sin cabello, sino comprender que tu sonrisa tiene mucho más poder que tu cabello", concluyó.

Mira algunas de sus publicaciones:

View this post on Instagram

#noFilter per oggi. Oggi è la mia domenica coraggiosa, votata alla sensibilizzazione per il progetto #TheBoldGirls che improvviseró sul palco dell'anfiteatro delle Cascine per il pic-nic dedicato a Firenze. Saremo io, il fantasma dei miei peli e la mia faccia tosta. Sarà un intervento lampo (per fortuna – non penso di essere ancora in grado di fare la vita di Beyoncé, mi bastano 5 gatti e un topo per spaventarmi a morte), ma intriso di forza, sorrisi e femminilità. Non sono sicura di riuscire a registrarlo, perché non mi sono portata amici dietro per poterlo fare. Se qualcuno vuole venire spontaneamente ad aiutarmi, lo accolgo come cameraman ufficiale XD 📷! Tanti baci e amore Da Firenze è tutto, per ora… 💚🎡 #cascinic2018

A post shared by Sara M. aka Miss Swirl (@miss_swirl) on

View this post on Instagram

#beachmakeup #theboldgirls 🍹

A post shared by Sara M. aka Miss Swirl (@miss_swirl) on

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo