Escupió la pizza de sus clientes y ahora arriesga 18 años de cárcel por la asquerosa broma

La asquerosa acción del joven repartidor de pizza quedó grabada en una cámara de seguridad.

Por Nathaly Lepe

Es como un mito urbano que cuando el cocinero, o el mesero, o el repartidor cuando se enojan escupen en la comida en venganza de sus clientes. Pero en esta oportunidad la cámara de seguridad de la vivienda a la que el joven de 18 años debía entregar una pizza, registró cuando le agregó el asqueroso ingrediente.

Y esa misma grabación, ahora se transformó en el medio de prueba que podría enviar a Burak S.  a la cárcel por 18 años, luego de escupir en la pizza de uno de sus clientes y grabarse con su celular mientras lo hacía.

Tras ensuciar la comida, Burak, camina al departamento del cliente -identificado como Huseyin Alyuz- en la ciudad de Eskisehir, en el noroeste de Turquía, para entregar la pizza. 

Quien detectó la asquerosa maniobra fue sobrino de Alyuz, quien alertó a su tío para que llamara a la policía.

Tras ser detenido, el repartidor señaló que en ningún minuto agregó nada a la pizza y se excusó diciendo que abrió la caja para ver el contenido estuviera sin problemas. Sin embargo, el repartidor fue despedido y ahora enfrenta a la justicia por su acción.

"Poner en peligro la viuda de las personas"

De acuerdo con la información recogida por el diario Daily Mail, Burak enfrenta a la justicia por "poner en peligro la vida de las personas poniendo veneno o estropeando la comida con otros medios", un cargo que conlleva una pena de 15 años de cárcel. 

Al mismo tiempo enfrenta un cargo de la corte del consumidor por "dañar los bienes y poner en peligro la salud del cliente", el que considera una pena de entre cuatro meses y tres años de cárcel.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo