Lo rastrearon durante tres días para conseguir su cometido: lograron liberan a osezno que tenía un bidón atorado en la cabeza 

Le inyectaron tranquilizante antes de liberarlo de su calvario.

Por AP

Durante tres días, funcionarios de vida silvestre de Maryland rastrearon a un cachorro de oso negro para inyectarle tranquilizante y quitarle una cubeta que tenía atorada en la cabeza.

El osezno de 45 kilos (100 libras) fue liberado cerca del centro turístico Wisp Resort en McHenry durante un festival anual de otoño, reportó el periódico Cumberland New-Times el domingo.

Un grupo de observadores en el centro turístico estaba cautivado de ver cómo el osezno regresaba a los bosques cercanos, informó el Servicio de Patrimonio y Vida Silvestre de Maryland.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo