"La Brigada Ramona Parra mató gente en la UP": el comentario de la diputada Camila Flores que indignó a las redes sociales

La diputada (RN) Camila Flores aseguró que el grupo muralista "Brigada Ramona Parra" era un grupo extremista.

Por Nathaly Lepe

La situación era la siguiente: el alcalde de Recoleta (PC), Daniel Jadue, debatiendo con la diputada RN, Camila Flores, el ex candidato presidencial, José Antonio Kast, y el diputado Gonzalo Winter, acerca del polémico homenaje a Miguel Krassnoff en la escuela militar en el programa "Mentiras Verdaderas" de La Red.

En eso estaban los invitados cuando Jadue señaló que durante la dictadura a los comunistas los sacaban de las casas y los masacraban.

Una afirmación que provocó la automática respuesta de la diputada Flores, quien señaló enfática “y acaso los comunistas no lo hacían durante la Unidad Popular con las personas (…) El Mir, el Frente Manuel Rodríguez y la Ramona Parra y todos esos grupos extremistas, ¿cuántos muertos?".

La mirada de Jadue ante el comentario de la parlamentaria fue de incredulidad y esbozando una sonrisa le respondió "la Ramona Parra era una brigada de pintura", aunque Flores no dio su brazo a torcer.

Redes sociales

El comentario de Camila Flores generó de inmediato reacciones en las redes sociales, y muchos de los usuarios de Twitter la emplazaron por su ignorancia acerca de la historia de Chile.

¿Quiénes eran la Brigada Ramona Parra?

Las Brigadas Ramona Parra (BRP) son grupos organizados de jóvenes muralistas, cuyo objetivo es plasmar, en diferentes espacios públicos, mensajes relacionados a la ideología política de la izquierda chilena. Los orígenes de las Brigadas resultan imprecisos, ya que algunos autores datan el inicio de sus intervenciones incluso antes del año 1965.

De acuerdo a la información que reproduce el sitio MemoriaChilena, detallan que en sus inicios, el trabajo de estas agrupaciones se centró en la elaboración de consignas alusivas a la cuarta candidatura presidencial de Salvador Allende Gossens.

En 1972, y debido al clima de agitación y polarización social imperante, las Brigadas se vieron obligadas a abandonar la realización de representaciones pictóricas (dibujos, paisajes simbólicos, figuras humanas, etcétera) para retomar la producción exclusiva de textos o frases simpatizantes al gobierno de la Unidad Popular, como estrategia de defensa del gobierno imperante y forma de comunicación alternativa a la prensa opositora, que en ese entonces deslegitimaba a la administración vigente.

Inmediatamente después del Golpe de Estado de 1973 las intervenciones de estas brigadas fueron borradas y varios de sus integrantes fueron víctimas de la persecución política.

Fue recién a finales de los ochenta, en víspera de la realización en nuestro país del plebiscito de 1988 que marcó la vuelta a la democracia, que estas brigadas vieron posibilitado el retorno al espacio urbano.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo