Wanda Díaz-Merced, la astrofísica ciega que rompe las barreras de la ciencia

En un campo absolutamente visual, Wanda logró transformar las estrellas en sonido.

Por Karina Prieto

Wanda Díaz-Merced siempre quiso ser científica. Nació en Puerto Rico. Sus padres, que no fueron a la escuela, la animaron, a ella y a su hermana a ser profesionales. Querían que fuera abogada. Wanda por su parte, los únicos científicos que había visto eran los médicos, pero jugaba y soñaba con ser astronauta. Todo cambió cuando empezó a perder la vista.

“Yo estaba perdiendo la vista, estaba en negación, no se lo decía a la gente, pero estaba tomando las clases y sacaba la nota más bajita, reprobaba. Es ahí en que yo decido qué voy a hacer y empecé a tomar matemáticas y físicas”, cuenta Wanda Díaz-Merced , quién, luego de eso, se especializó en la astrofísica.

Su principal barrera fue el acceso a la información. El campo que amaba desde niña y que había elegido para hacer el resto de su vida, era demasiado visual. Quedó sin elección.

“Empecé a trabajar en otros medios perceptuales para yo analizar la información. Mi mejor apoyo fue un mentor que me permitió utilizar mis destrezas, que eran bien pocas, porque mis calificaciones eran bien malas. Me apoyó para que yo adquiriera nuevas destrezas y eso a mi me dio una voz en el campo de la ciencia”, comenta Wanda Díaz-Merced

Wanda se dedica a la sonificación, un proceso donde entendió que la luz emitida por las explosiones de los rayos gamma podían traducirse, no sólo a un gráfico visual, sino que también a sonido. De esta forma ella podía seguir estudiando lo que amaba y al mismo tiempo, comenzaba a construir un camino para todas las personas en situación de discapacidad que no podían relacionarse con el universo.

“La inclusión significa todo el mundo. El mundo es infinitamente diverso, y no hay razón para dejar a nadie ni a nada afuera. Inclusión significa que voy a poner primero a la persona. Inclusión significa que se van a generar intercambios espontáneos de intelecto, pensamiento y corazón en el campo de la ciencia, en un ambiente de respeto y basado en un reino de igualdad”, finalizaWanda Díaz-Merced .

La inclusión significa todo el mundo, el mundo es infinitamente diverso, y no hay razón para dejar a nadie afuera, a nada ni a nadie afuera, inclusión significa que voy. Poner primero a la persona, inclusión significa que s Evan a generar intercambios espontáneos de intelecto, pensamiento y corazón en el campo  de la ciencia, en un ambiente  de respeto y basado en un reino de igualdad, eso significa para mi inclusión.

Wanda, que está por segunda vez en nuestro país, participó del panel “Las ventajas de la diversidad: participación equitativa e igualitaria en la ciencia”, organizado por el núcleo de astronomía de la Universidad Diego Portales, en conjunto con la Red de Investigadoras, Universidad Autónoma de Chile, y Sociedad Chilena de Astronomía SOCHIAS. El Jueves 25 de octubre estará en el Auditorio Universidad de O’Higgins, en el Auditorio Ciencias Biológicas de la Universidad de Concepción y el viernes 26 de octubre participará de la Carpa de las Ciencias, en el Centro de Estudios Científicos en Valdivia.

Wanda Díaz-Merced, astrofísica ciega Gentileza
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo