El diagnóstico es cada vez más desalentador: científicos detectan que 90% de la sal de mesa mundo está contaminada con microplásticos

Es peor de lo que creíamos.

Por Nathaly Lepe

Hace un par de días un estudio científico de la Universidad de Viena confirmaba por primera vez la presencia de microplásticos en excrementos humanos. Una situación compleja que vendría a confirmar que la contaminación de los océanos a llegado a niveles bastante críticos.

Pero al parecer la situación es más compleja de lo que creíamos, ahora que, un año después de que investigadores de la Universidad de Nueva York descubrieran microplásticos en la sal de mar, científicos de Corea del Sur determinaran que el 90 por ciento de las marcas de sal que se usan comúnmente en los hogares de todo el mundo contienen pequeñas piezas de plástico.

Los resultados del estudio, que confirman que la contaminación plástica es más generalizada de lo que se pensaba, fueron publicados en la revista Environmental Science & Technology y advierten que un adulto promedio ingiere aproximadamente 2.000 microplásticos por año debido a la presencia de plásticos en los océanos y lagos del mundo.

sal Getty / Imagen referencial

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Francia, Taiwan y China

El trabajo realizado por investigadores de la Universidad Nacional de Incheon y Greenpeace East Asia, analizaron 39 marcas vendidas en 21 países, detectando la presencia de estos elementos en 36 de ellas. 

 

En el caso de las tres que no presentaron algún nivel de contaminación, son marcas comercializadas en Francia, Taiwán y China. No obstante se determinó que en los países asiáticos es donde se presentan mayor cantidad de microplásticos por cantidad de sal.

Cabe mencionar que el estudio no consideró la sal que se comercializa en Chile.

Desde Greenpeace East Asia indicaron que los resultados establece un fuerte vínculo entre el nivel de contaminación plástica en una parte del mundo y la cantidad de microplásticos que las personas de esas regiones ingieren cada año sin darse cuenta.

"Los hallazgos sugieren que la ingestión humana de microplásticos a través de productos marinos está fuertemente relacionada con las emisiones en una región determinada", dijo a National Geographic Seung-Kyu Kim, coautor del estudio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo