¿El fin de la quimioterapia?: científicos descubren al asesino más potente para aniquilar el cáncer dentro del propio cuerpo humano

Investigadores de la Universidad de Northwestern dieron con el hallazgo del llamado "código de la muerte".

Por Christian Monzón

Un importante hallazgo, el cual podría a futuro poner fin a las quimioterapias, realizaron investigadores de la Universidad de Northwestern en Estados Unidos.

De acuerdo al estudio que fue publicado en la revista especializada Nature, todas las células del cuerpo humano portarían un código cuya función es activarse cuando se vuelven cancerosas y tras esto, autodestruirse.

En ese sentido, cada célula tendría una especie de "guardaespaldas internos", el cual está atento vigilando que estas no se pongan cancerígenas. Y que si llega a pasar eso, introducen el llamado código de la muerte.

¿Dónde se encontraría este código?

Según el estudio, este se encontraría en los ácidos ribonucleicos codificadores de proteínas (los cuales son conocidos como ARN) y en los pequeños ARN (llamados microARN). Y justamente estas moléculas son activadas cuando los pacientes reciben quimioterapia, por lo cual la tarea de los expertos es poder dar con una forma de realizar este procedimiento, sin necesidad del mencionado tratamiento.

“Es como si se suicidaran apuñalándose, disparándose y saltando de un edificio, todo al mismo tiempo. No hay manera de sobrevivir a eso”, sostuvo al respecto el autor jefe de documento, el profesor de Metabolismo del Cáncer en la Facultad de Medicina Feinberg de Northwestern Marcus E. Peter.

De igual manera, manifestó que "ahora que conocemos el código de muerte, podemos activar el mecanismo sin tener que usar quimioterapia y sin alterar el genoma. Podemos usar estos pequeños ARN directamente, introducirlos en las células y activar el interruptor de apagado".

Además, precisó que "mi objetivo no s crear una nueva sustancia tóxica artificial", recalcando que "quiero seguir el ejemplo de la naturaleza. Quiero utilizar un mecanismo que la naturaleza diseñó".

"Basándonos en lo que hemos aprendido en estos dos estudios, ahora podemos diseñar microARN artificiales que son mucho más poderosos para matar células cancerosas que incluso los desarrollados por la naturaleza", destacó el autor.

Cabe mencionar eso sí que una potencial terapia para efectuar un nuevo tratamiento para combatir el cáncer es un trabajo de largos años, de acuerdo al estudio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo