¿Las bebidas energéticas son un peligro? Estudio asegura que aumentan el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares a 90 minutos de consumirla

Una sola bebida podría ocasionar esta acción.

Por Christian Monzón

Un estudio elaborado por la Universidad de Texas asegura que consumir solamente una bebida energética podría aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular a 90 minutos de disfrutarla.

Según informa el Daily Mail, este tipo de bebestible estrecharía los vasos sanguíneos, lo que restringe el flujo de sangre a los órganos vitales.

Los investigadores analizaron a 44 estudiantes de la Escuela de Medicina McGovern en UTHealth, los cuales tenían 20 años, estaban médicamente sanos y ni siquiera fumaban. Con ellos, los expertos querían probar la función del endotelio, una capa de células que recubren la superficie de los vasos sanguíneos.

Para ello, todos los jóvenes consumieron menos poco menos de un litro de bebida energética, haciéndose una serie de análisis 90 minutos después.

Tras este período, lograron determinar que el diámetro interno de los vasos sanguíneos se había reducido casi a la mitad en promedio entre los participantes.

Ante esto, concluyeron que este efecto negativo podría estar relacionado con los efectos que provocarían en el endotelio los ingredientes de este tipo de bebestible, los cuales por ejemplo traen taurina, azúcar, cafeína y otros tipos de hierbas.

El profesor de Medicina en la Escuela McGovern, el Dr. John Higgins, señaló al respecto que "a medida que las bebidas energéticas son cada vez más populares, es importante estudiar los efectos de estas bebidas en quienes las beben con frecuencia y determinar mejor cuál es el patrón de consumo seguro".

Los datos completos del estudio serán presentados en las Sesiones científicas 2018 de la American Heart Association en Chicago en los próximos días, aunque ya existen trabajos anteriores que también hablan de los riesgos que podrían provocar las bebidas energéticas.

En abril del 2017 por ejemplo la David Grant USAF Medical Center en California que consumir poco más de un litro de este bebestible podría ocasionar una arritmia peligrosa.

Mientras que en febrero de este año la Universidad de Waterloo en Ontario indicó que la mitad de los jóvenes canadienses que tomaban regularmente bebidas energéticas manifestaron sufrir problemas de salud, como náuseas, latidos rápidos del corazón, y en algunos casos padecieron convulsiones.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo