Descansar y bajar de peso al mismo tiempo: estudio de Harvard determina la hora en que el cuerpo quema más calorías estando en reposo

Investigadora descubrió que existe una hora del día en que el cuerpo quema naturalmente la mayoría de las calorías que consume.

Por Nathaly Lepe

Absolutamente todo lo que hacemos en el día, desde la dieta al ejercicio e incluso el sueño, tienen directa influencia en nuestro peso y la forma en que el cuerpo quema calorías.

Sin embargo existe un factor que hasta ahora no se consideraba y que gracias a una investigación de una académica de la Universidad de Harvard, podría cambiar la forma en que las personas manejan su dieta.

El resultado del trabajo de la doctora Jeanne Duffy, de la Escuela de Salud de la prestigiosa casa de estudios, estableció que los ritmos circadianos, que controlan el reloj interno del cuerpo y los ciclos de sueño y despertar, influirían también en la forma que el cuerpo quema las calorías. 

Los resultados publicados en la revista "Current Biology" y citados por la revista Time, determinó que en reposo, los humanos queman alrededor de un 10% más de calorías en la tarde que en la noche. 

Esto quiere decir que en esa hora del día las personas queman en promedio 130 calorías -en un estado de total reposo- lo que según la especialista podría acumularse con el paso de los días.

Reprogramar o no la agenda

Sobre la importancia del hallazgo, la especialista enfatizó que cómo la investigación está basada en cuerpos en reposo, aún es muy temprano para saber si es que debido a esta mayor quema de calorías sería positivo o no que las personas reorganizaran su agenda para realizar más ejercicios a este momento del día, y así obtener una ganancia mayor a la hora de controlar el peso.

Sino más bien, la doctora Duffy apunta, para mejorar los resultados de una dieta, lo más relevante es evitar el consumo de calorías  al final de la noche y temprano en la mañana.

"Digamos que nos levantamos una o dos horas antes y desayunamos una o dos horas antes", plantea la especialista. “Podemos estar comiendo ese desayuno no solo en un momento en que nuestro cuerpo no esté preparado para lidiar con él, sino en un momento en que necesitamos menos energía para mantener nuestras funciones. Por lo tanto, el mismo desayuno puede resultar en calorías extra almacenadas, porque no necesitamos esas para mantener las funciones de nuestro cuerpo ", señala. 

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo