Supera los 100 millones de grados de temperatura: China crea impresionante "sol artificial" en la Tierra para producir energía limpia e ilimitada

Por primera vez una máquina logra replicar los procesos del Sol, con el fin de entender como se produce el proceso de fusióny así avanzar en energía nuclear limpia.

Por Nathaly Lepe

A fines del mes de octubre el mundo se sorprendió cuando una ciudad en China anunció que el 2020 enviará al espacio un satélite de iluminación calificado como una "luna artificial", con el fin de potenciar el alumbrado nocturno de Chengdu, con una potencia  "ocho veces superior a la luna original".

Pero eso no es todo, porque ahora el gigante asiático volvió a sorprender luego que se confirmara que el reactor de fusión termonuclear EAST (siglas en inglés de Tokamak Superconductor Experimental Avanzado), conocido como "sol artificial" alcanzara una temperatura del plasma de más de 100 millones de grados celsius, casi siete veces mayor a la del núcleo del Sol.

Pero por qué querrían replicar esa temperatura en la Tierra. Según el Instituto de Ciencia Física de Hefei, encargado del proyecto, lo que se busca con este experimento es  en condiciones estables, conseguir la fusión del núcleo de los átomos.

Sol Artificial China Reproducción Academia China de Ciencias

Energía nuclear

De acuerdo con los investigadores del Instituto, el trabajo que han venido realizando desde hace años, esta abriendo caminos hacia "el desarrollo de energía nuclear limpia".

Principalmente porque se ha puesto énfasis en el uso del deuterio y del tritio, isótopos radioactivos que se hallan en grandes cantidades en los océanos.

Gracias al "sol artificial", la fusión nuclear que se puede realizar tampoco genera desechos tóxicos lo que la hace "extremadamente beneficiosa para el medioambiente".

Según la información entregada en el portal China.org.cn, el Tokamak es el sistema de confinamiento magnético más desarrollado del mundo y es la base para el diseño de muchos reactores de fusión modernos.

El reto que enfrenta ahora la comunidad científica es lograr que el periodo de fusión sea estable, controlado y prolongado. Una tarea que según los propios investigadores podría tomar varias décadas.

 

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo