Misterio, angustia, una pista chilena ignorada y un futuro lleno de dudas: el año que el ARA San Juan paralizó Argentina

El presidente Macri prometió que se sabrá "toda la verdad" respecto al naufragio del submarino, mientras que su ministro de Defensa aseguró que el país "no cuenta con los medios técnicos" para reflotar el sumergible. Todo esto en medio de la molestia de los familiares y las acusaciones de negligencia en las labores de búsqueda y rescate.

Por Christian Monzón

El 15 de noviembre del 2017, a las 07:30 horas de Argentina, desapareció el ARA San Juan con 37 tripulantes, seis buzos tácticos y la teniente Eliana María Krawczyk, la primera oficial submarinista de Sudamérica. Dos días después en tanto, el hecho fue confirmado e informado por la Armada trasandina.

Y justamente un año después de la declaración oficial de su desaparición, el 17 de noviembre del 2018, se dio a conocer que el ARA San Juan fue encontrado por el buque noruego "Seabed" a 907 metros de profundidad en el fondo del mar y a unos 500 kilómetros de Comodoro Rivadavia.

Todo esto en medio de una investigación judicial que busca dilucidar las causas del naufragio y las posibles negligencias en las labores de búsqueda. Por qué pese a la aparición del sumergible, todavía quedan muchas preguntas por responder.

¿Qué pasara con el ARA San Juan?

"Ahora nuestro próximo objetivo es lograr que lo saquen". Así reaccionó una de las familiares de los tripulantes del submarino, identificada como Yolanda Mendiola, tras la confirmación del hallazgo del sumergible. Esto fue reiterado durante las siguientes horas por otros parientes y amigos de las 44 víctimas, quienes lo único que desean es reflotar el ARA San Juan.

Sin embargo, el ministro de Defensa Óscar Aguad puso paño fríos a esta opción asegurando que no existen "posibilidades técnicas para reflotar el submarino del fondo". "Me preguntaron por medios técnicos para reflotar el submarino y la respuesta es que Argentina no cuenta con medios técnicos para reflotar el submarino y para traer de 900 metros de profundidad una mole de 1300 toneladas de peso. Eso he dicho y lo reafirmo".

Macri promete investigación a fondo y familiares acusan "circo mediático"

El presidente argentino Mauricio Macri decretó el sábado tres días de duelo oficial producto del hallazgo del submarino y prometió una investigación a fondo en torno al caso.

"Ahora se abre una etapa de serias investigaciones para conocer la verdad. Es necesaria para honrar y respetar a nuestros héroes y familiares, a los que les deseo toda la fuerza para superar este duro momento", indicó el mandatario en cadena nacional.

Mientras tanto, los familiares insistieron que todavía quedan muchas dudas rondando en torno al caso y acusaron "un circo armado" por parte del Gobierno y la Armada en el anuncio del hallazgo del sumergible.

"Cuando Macri dijo que dentro de pocos días íbamos a saber qué había pasado, es porque ya lo sabían. Aguad, cada vez que nos veía, repetía que tal vez le habían pasado por encima y no lo habían visto. Ya sabían", reclamó Isabel, hermana del cabo primero Daniel Polo.

Una pista chilena ignorada y denuncias de negligencia

En noviembre pasado el buque chileno "Cabo de Hornos" participaba de las labores de búsqueda del ARA San Juan cuando un hallazgo encendió todas las alarmas. La embarcación encontró "un objeto" en el fondo del mar.

"El Cabo de Hornos pasó varias veces, obtuvo un objeto en el fondo y fue corroborado por otro buque con otro sensor", señaló al respecto el capitán de navío y portavoz de la Armada trasandina, Enrique Balbi. Sin embargo, esto quedó en nada.

"Oficiales de la Armada Argentina encargados de la búsqueda habían recomendado aceptar un robot minisubmarino ofrecido por Gran Bretaña", pero por motivos que se desconocen "el entonces jefe de la marina de guerra, almirante Marcelo Srur, desechó la posibilidad", informó el diario Clarín.

Incluso, unos documentos secretos fueron revelados por el citado medio en septiembre de este año, los cuales indicaban que desde Estados Unidos recomendaban a Argentina centrar la búsqueda justamente en la zona donde el "Cabo de Hornos" había detectado algo.

Por lo mismo, causó extrañeza que el buque noruego "Sea Bed" obviara estos datos y se focalizara en otros puntos. Y justo coincidió que el último día que estaría trabajando en la búsqueda del ARA San Juan, en la fecha que se cumplía un año de la confirmación oficial de su desaparición, diera con el sumergible en el área que habían recomendado los estadounidenses y por donde había pasado el buque chileno.

Todo esto será indagado por la jueza Marta Yáñez, quien está a cargo de las investigaciones sobre las causas que llevaron al submarino al naufragio y para determinar si existieron negligencias en las labores de búsqueda del ARA San Juan.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo