La explicación científica de por qué los suspiros nos mantienen vivos

Los suspiros expresan mucho más que solo una emoción, son la razón de que nuestro sistema respiratorio funcione correctamente.

Por Camila Reyes

“¿Por qué suspiras tanto? Parece que estuvieras enamorado” Seguramente más de alguna vez hemos escuchado o le hemos dicho a alguien esta frase. Normalmente asociamos la acción de suspirar a una expresión de alguna emoción como estar enamorado, a la frustración, tristeza, aburrimiento, nostalgia, etc…Pero nunca nos detuvimos a pensar realmente a qué se debe esta tipo respiración, y menos aún, que podría ser un proceso importante para mantenernos vivos.

La realidad es que nuestros suspiros tienen una función primordial en nuestro sistema respiratorio. Según un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford una persona suspira en promedio cada cinco minutos, lo que se traduce en 12 suspiros la hora. Y la razón de lo anterior no es porque siempre estemos muy cansados o porque nos encontremos pensando en nuestro amor platónico, este suspiro sería no intencional.

Esta respiración es una especie de “botón de reset” mental que permite que el cerebro tome un descanso de realizar una actividad que sea muy compleja o desgastante, o también para sobreponernos de una situación fuerte a nivel emocional. Pero más de allá de este aspecto psicológico, lo más importante es el efecto fisiológico que tiene para nuestro cuerpo.

Se necesita una mínima energía cerebral para que se produzca un suspiro, pero esta leve energía genera que todo nuestro sistema respiratorio funcione correctamente. Cuando suspiramos de manera inconsciente estamos activando una parte de nuestros pulmones llamado “alvéolos”, que son pequeños sacos de aire ubicados en la zona pulmonar que realiza el trabajo de intercambio de oxígeno. Estos saquitos de aire ejecutan la importante tarea de controlar el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono entre los pulmones y el sistema respiratorio.

“El suspiro contribuye a controlar nuestro sistema respiratorio y ayuda de manera involuntaria a inhalar y tomar un segundo respiro por encima del primero para tratar de abrir y expandir los alvéolos…Por otro lado, cuando realizamos el suspiro de manera consciente, por alguna emoción que estemos sintiendo, se le da más un sentido de comunicación no verbal para llamar la atención de los demás o simplemente para relajarse”, explica el neurólogo de la Universidad Mayor Ronald Soto.

Cada cuerpo humano contiene unos 500 millones de alvéolos que se activan cuando el cerebro envía un mensaje para que el cuerpo produzca un suspiro. Al realizarse esta respiración, el cuerpo ingiere el oxígeno extra que necesita para no colapsar. Si tu cuerpo no suspira cada 5 minutos tus pulmones podrían empezar a fallar.

Pero tranquilos todos, recordemos que nuestro cuerpo realiza estos suspiros de manera automática y sin darnos cuenta. Así que a seguir suspirando para poder seguir respirando.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo