Limpiaban la casa de su madre muerta y encontraron en una caja el cuerpo momificado de un hermano del que nunca supieron de su existencia

Ni siquiera el padre pudo dar una pista que pudiera dar claridad sobre los restos.

Por Camilo Henríquez

Luego de la muerte de su madre, tres hermanos (dos mujeres y un hombre) se dedicaron a la tarea de limpiar la casa de su progenitora en Northallerton, sin embargo nunca se esperaron la sorpresa que les “había dejado”.

En una pequeña caja, que estaba en un armario debajo de las escaleras, encontraron los restos momificados de un pequeño niño, los que además estaban envueltos en ropa, señala The Independent.

Tras el descubrimiento, llevaron la caja hasta la policía, la que inició una investigación para determinar de quién eran los restos.

Los análisis forenses determinaron por el ADN que el cuerpo encontrado tenía los genes de Carol y Melvin Thompson, por lo que era hermano de las dos mujeres y el hombre que limpiaban la casa.

Los resultados dejaron perplejos a todos los miembros de la familia, ya que "nadie tenía conocimiento de un hermano o la existencia de otro hijo".

Incluso Melvin, el padre de los tres hermanos y esposo de Carol, confesó que “no podía explicar ese embarazo” y que no sabía de la caja.

Las ropas con que estaba cubierto el cuerpo databan de fines de los ’50 y principios de los ’60 y dentro de la caja se encontraron cartas que estaba fechadas en agosto de 1968.

"En mis 25 años de trabajo como médico forense, este es el caso más angustioso que he encontrado”, señaló John Broadbridge.

El profesional agregó que no se puede determinar si el bebé murió antes o después de nacer, pero aclaró que los restos no presentaban lesiones.

Finalmente, Broadbridge dijo que es “trágico y es terriblemente triste” que la madre haya tenido que guardar por tanto tiempo un secreto como este.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo