Perdió la vista hace 4 años y en su boda los invitados se “vendaron” los ojos durante los votos para experimentar las mismas sensaciones de la novia

Fue una idea para crear conciencia sobre la discapacidad visual.

Por Camilo Henríquez

Hace 4 años Steph Agnew perdió la visión. lLa joven de 32 años sufre distrofia de conos y bastones, una enfermedad hereditaria que también le quitó la vista a su madre y que tiene con discapacidad visual a dos de sus tres hermanos.

En la actualidad sólo puede apreciar “tonos claros y oscuros” y se estima que a la mujer le queda “sólo el tres por ciento de su vista”, señala nine.com.au.

Eso no ha sido impedimento para que siga adelante con su vida y el pasado fin de semana contrajo matrimonio con su amado Robbie Campbell en Queensland.

La boda podría haber pasado como una más, sin embargo una idea de Steph hizo que la ceremonia fuera muy distinta a las demás y terminó “marcando” a todos los invitados.

A cada uno de los familiares y amigos de la pareja que llegaron para el gran día se les entregaron “vendas” negras para taparse los ojos.

Debían ponérselas en el momento en que Steph y Robbie leyeran los votos, ya que la joven quería que todos vivieran y sintieran el momento de la misma manera que ella.

“A todos realmente les encantó, definitivamente fue un poco diferente para todos”, dijo la joven que agregó la idea fue en conjunto con su ahora marido y que buscaba crear conciencia sobre la discapacidad visual.

View this post on Instagram

“When we lose one of our senses the others become heightened. This allows us to experience something as beautiful as these vows in a totally unique way. Today, we get to experience them from Steph’s perspective.” Shortly before meeting Rob, Steph lost her eyesight because of an inherited disorder called Cone-rod Dystrophy. The wedding guests were invited to wear a blindfold during Steph & Rob’s vows so they could experience what Steph encounters each and every day. We have something quite special planned for Steph & Rob. In the meantime, I'm going to attempt to describe the contents of the image for Steph, her mum, her brother, and any vision impaired friend who is unable to see this image but, with the help of technology, can hear the text. I took this photo to show the intimacy of their vows and the collective experience we shared. The attached image shows a wide-angle shot positioned about 50cm away from Steph & Rob's hands. Their hands are just above the centre of the photograph. Rob is wearing a grey suit and you can see his hands, weather-worn and hardworking from his time serving Australia in the army and police force. Clasped between them are Steph’s hands: delicate yet strong from her work as a massage therapist, reaching towards her husband. Directly below and behind their hands is a sea of people, all wearing blindfolds. Sitting front and centre is the only exception: Steph’s mother Linda, who has also lost her vision. In the background, you can catch glimpses of lush green trees, blue sky and the videography team, Shaun and TJ from @lemontreefilmhouse . The image is shot in colour: blacks, greys, beige, greens, and blues along with the white of Steph’s dress. It is a moment I will never forget.

A post shared by James Day (@jamesdayweddings) on

“Estoy orgulloso de que nos unamos como pareja para hacer que esto suceda. Es una mujer increíble, inspiradora”, señaló Robbie.

El novio reconoció que todo fue “alucinante” y que lo hicieron para que “todos sintieran lo que Steph estaba sintiendo y experimentaran ese sentido perdido, sentir que las palabras llegan desde un lugar en vez de ver a alguien pronunciarlas”.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo