El ladrón de bancos más idiota del mundo: entró a robar, no se llevó ningún peso y terminó preso tras cometer la mayor estupidez de la historia

¡Ay Dios!

Por Christian Monzón

Un policía retirado de 68 años, el cual seguramente no aprendió mucho de los ladrones que alguna vez arrestó, terminó en prisión tras intentar asaltar un banco y fracasar a lo grande.

Según informa Bild, el hombre ingresó a una sucursal de Bad Zwesten de la ciudad alemana de Frankfurt con el claro propósito de llevarse el dinero. Sin embargo, todo comenzó mal desde el inicio.

Tras decirle al cajero "esto es un robo", vio como el trabajador ni siquiera se inmutó. Es más, este le preguntó el nombre para saber si era cliente. Y el ladrón se dio lo dio.

El funcionario lo buscó en la base de datos y le dio malas noticias: "usted no es cliente, así que no le podemos dar dinero".

Con evidente cara de sorpresa, el hombre intentó nuevamente advertirle que estaba siendo asaltado. "Esto es un ataque", le gritó.

Tras esto, hizo el ademán de que tenía un arma de fuego en su ropa y que la iba a utilizar. Sin embargo, otra funcionaria apareció y le dio una mala noticia: "esta sucursal está sin dinero".

Y en vez de averiguar si era cierto esto o no, el asaltante decidió que no era su día y se fue del banco.

El problema es que minutos después fue detenido por la policía, ya que atraparlo fue bastante fácil: había dado su nombre. Ahora espera la decisión de la justicia y podría ir a prisión.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo