Astrónomos utilizan potente telescopio y responden el gran misterio científico del año: ¿Es Oumuamua una nave extraterrestre?

Estudio de la Universidad de Harvard causó revuelo en los medios internacionales tras analizar si el objeto era enviada a nuestro planeta por otra civilización.

Por Christian Monzón

"Puede ser una sonda enviada intencionalmente a la vecindad de la Tierra por una civilización alienígena". Esta frase aparecía en un estudio publicado por The Astrophysical Journal Letters, el cual fue elaborado por un grupo de expertos de la Universidad de Harvard y que intentaba dar una respuesta a uno de los mayores misterios del último tiempo: ¿Qué es Oumuamua?.

"Si consideramos un origen artificial, una posibilidad es que Oumuamua sea una vela solar, que flota en el espacio interestelar como escombros de algún equipo tecnológico avanzado. De manera alternativa, un escenario más exótico es que Oumuamua sea una sonda totalmente operativa", manifestaron el documento.

Esto elevó el interés mundial por el misterioso objeto, el cual fue  observado por primera vez en octubre de 2017 y que primero fue catalogado como cometa, para luego pasar a ser nombrado como un asteroide.

Sin embargo, no todos en el mundo científico están de acuerdo con esta opción, por lo mismo que fue investigado por los expertos de Harvard, quienes en todo caso tampoco pudieron dar una respuesta concluyente sobre este tema.

¿Es o no una nave extraterrestre?

Ante esto, científicos del Instituto SETI utilizaron la matriz del telescopio Allen (ATA) para intentar dar con la respuesta si efectivamente Oumuamua es una nave extraterrestre.

Por lo mismo usaron un radiotelescopio de alta potencia para buscar transmisiones de radio artificiales que tuvieran como origen el misterioso objeto espacial.

"Buscábamos una señal que probara que este objeto incorpora alguna tecnología, que era de origen artificial. No encontramos tales emisiones, a pesar de una búsqueda bastante sensible", expresó el autor principal Gerry Harp.

Eso sí, tampoco pueden descartar que efectivamente el asteroide sea realmente una especie de nave extraterrestre que vino a "sondear" nuestro planeta.

"Si bien nuestras observaciones no descartan de manera concluyente un origen no natural para Oumuamua, constituyen datos importantes para acceder a su posible composición", precisó.

Cabe mencionar que el artículo completo elaborado por los científicos del Instituto SETI se darán a conocer en febrero del 2019 durante el Acta Astronautica.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo