La milagrosa recuperación de una niña de 11 años que no tiene explicación médica: tenía un tumor “incurable” en el cerebro y desapareció sin dejar rastros

Le habían dado sólo unos meses de vida.

Por Camilo Henríquez

Una niña de 11 años tiene asombrada a la comunidad médica luego de una milagrosa recuperación tras ser diagnosticada con un tumor cerebral “incurable” e “inoperable”.

Hace unos 6 meses Roxli Doss fue diagnosticada con un glioma pontino intrínseco difuso (GPID), “un tipo de tumor cerebral canceroso que se forma en la parte del tronco encefálico”, indica Healt.

El tumor es “extremadamente agresivo y su ubicación hace que la cirugía para tratar de extirparlo sea imposible”, apunta la publicación.

La doctora Virginia Harrod, una de las facultativas que trata a Roxli en el Dell Children's Medical Center en Austin, Texas, describió la enfermedad de la pequeña como “devastadora” y explicó que reduce la capacidad para tragar y hablar, que a veces causa pérdida de la visión y que “eventualmente” se dificulta la respiración, señala CBS News.

A Roxli apenas le dieron unos meses de vida e inició un tratamiento de radiación para tratar de combatir el tumor.

Poco más de dos meses después de ser diagnosticada con el GPID, ocurrió lo que sus padres califican como un “milagro”, ya que el tumor había desaparecido por completo sin dejar rastros.

“Cuando vi por primera vez la resonancia magnética de Roxli fue realmente increíble”, dijo la doctora Harrod, que aseguró que habían verificado dos veces los resultados y que no tienen una explicación de por qué desapareció.

El equipo médico explicó que el tumor podría reaparecer, pero por ahora están felices de que la niña volviera a ser la pequeña alegre y activa de siempre.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo