Alimentaron a su pequeño hijo de sólo un mes, lo acostaron a su lado en la cama y cuando despertaron el bebé estaba muerto

El niño sufrió “fracturas accidentales de las costillas” que le terminaron costando la vida

Por Camilo Henríquez

Keeley Makin y Nicky Marsh eran calificados por sus cercanos como los padres perfectos. La pareja ya tenía tres hijos y a mediados de octubre nació el pequeño Archie para darle aún más alegría a la familia.

Sin embargo, la tragedia llegó apenas 30 días después cuando el menor fue encontrado muerto por sus padres.

Los hechos ocurrieron el pasado 17 de noviembre y salieron a la luz en los últimos días en una audiencia, y se han dado a conocer casi como una forma de advertir a otros padres sobre las consecuencias que puede tener dormir con sus niños en la misma cama.

Según indica Manchester Evening News, la pareja acostó a Archie, que se encontraba resfriado, en un moisés al lado de su cama y a eso de las 01.30 de la mañana Nicky se levantó para alimentar al bebé.

Luego de ello lo acostó en su cama, en la que además trataba de dormir otro de sus hermanos, y finalmente lograron conciliar el sueño.

Cuando despertó horas más tarde, Nicky se dio cuenta que Archie no respondía, despertó a Keeley y le realizaron RCP además de llamar de inmediato a los servicios de urgencia de la ciudad de Bolton en Inglaterra.

Lamentablemente los esfuerzos no fueron suficientes y el pequeño terminó falleciendo.

Los análisis forenses determinaron que Archie había sufrido “fracturas accidentales de las costillas” tras ser “apretado de lado a lado”. Esas lesiones le causaron problemas de respiración, lo que le habría causado la muerte.

El forense Alan Walsh llegó a la conclusión que el fallecimiento del niño fue “accidental” y al declarar en una audiencia llamó a otros padres a tomar conciencia sobre los peligros de dormir juntos con los hijos pequeños.

“Probablemente hay cientos de miles de padres que pueden tener a sus bebés durmiendo en su cama esta noche. Pero cada uno de esos padres pone potencialmente en riesgo a su bebé”, afirmó.

Walsh agregó que lo más seguro es que la pareja lo haya hecho con sus otros hijos, que nunca sucedió nada y que era imposible haber previsto lo que sucedería. “Es inimaginable despertar y encontrar un bebé que no responde”.

“Ustedes le proporcionaron el hogar perfecto, ustedes fueron los padres perfectos…, lo siento mucho”, finalizó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo