Todos están encerrados y Chile impuso barrera sanitaria: declaran a pueblo argentino en cuarentena total tras ola de muertes y contagios por Hanta

El pueblo de Epuyén se convirtió en la capital noticiosa de Argentina.

Por Christian Monzón

Tres muertos y siete personas contagiadas en apenas 24 horas. Así se encuentra la localidad argentina de Epuyén, el cual fue bautizado como "el pueblo en luto" tras ser declarado en cuarentena total por culpa del virus Hanta.

La pequeña urbe cordillerana, que se encuentra entre Chubut y Río Negro, tiene sus calles completamente vacías y los habitantes están encerrados en sus casas. Nadie habla con nadie y las zonas vecinas se encuentran atemorizadas de que los casos se multipliquen y terminen salpicados por la enfermedad, según informa Clarín.

Incluso, el Servicio de Salud de Los Lagos impuso una barrera sanitaria luego que una joven chilena de 29 años llegara a Palena contagiada por el virus tras unos días en suelo trasandino. En ese punto, Epuyén se encuentra a solamente cuatro horas de la comuna nacional.

Esto fue confirmado hace unos días por la jefa del Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud, Johanna Acevedo, quien tildó de "excepcional" el caso al ocurrir en otro país.

Mientras tanto, las autoridades argentinas recomiendan a todos quienes deben asistir por algún motivo a Epuyén que utilicen mascarilla y se laven constantemente las manos con jabón.

"Está bravo"

En medio de esta situación que enfrenta el pueblo rural, los habitantes de localidades vecinas siguen atentos todo lo que sucede a pocos kilómetros de sus casas.

"Cuentan que está bravo, nosotros estamos en el campo de vacaciones, pero nos dicen que todo comenzó en una fiesta", señalaron dos jóvenes de Neuquén al citado medio.

Y esa descripción sobre lo "bravo" que está el ambiente en Epuyén al parecer es verdad, acorde a las voces de los propios vecinos de la localidad. Y esto se nota en las calles: mientras los veranos anteriores las calles estaban atestadas de turistas, ahora están prácticamente abandonadas.

Esto debido a que los médicos estiman que el contagio por Hanta entre seres humanos se puede dar por la vía oral. En ese sentido, creen que la cepa pudo haber mutado y hoy es capaz de viajar en la saliva vaporizada.

Así que el encierro no es el único impedimento en la zona, sino que tampoco pueden hablar tranquilamente ante el temor que cualquier conversación pueda ser mortal. "No podemos abrazarnos, tenemos dudas de que él otro esté enfermo", señaló una vecina.

"Todo se rompió en este lugar, en horas, lo más típico de los argentinos que son tan comunicativos, se quebró, se acabó", expresa por su parte Juan Pablo, un colombiano que siente que el pueblo murió al menos por este verano.

Y puede ser verdad, ya que los restoranes, hoteles y negocios están casi todos cerrados. "La tristeza de la gente es enorme, es muy difícil estar acá no solo por el Hanta también porque la gente está muy mal de ánimo”, remató el hombre.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo