“Hubo un accidente, en realidad, no fue un accidente”: mató a su nieto y se suicidó mientras hablaba por teléfono con la policía

La mujer se preocupó de que los agentes llegaran a la dirección correcta.

Por Camilo Henríquez

Parecía una llamada cualquiera a los servicios de urgencia de la ciudad de Seymour en el estado de Indiana, sin embargo el despachador que contestó notó que la mujer al otro lado de la línea estaba “demasiado tranquila” para los “estándares del 911”.

La mujer se identificó como Wanda Huber, entregó su dirección y se preocupó de que tuvieran la dirección correcta a la que tenían que acudir, indica WISH TV.

“Hubo un accidente, en realidad, no fue un accidente. Hubo un asesinato, necesito que vengan de inmediato”, fue lo siguiente que dijo Huber.

Esas fueron la últimas palabras de la mujer de 68 años, ya que lo siguiente que escuchó el despachador fue un disparo.

Cuando llegaron al lugar, los agentes encontraron a Huber muerta y tirada en el piso con un disparo en la cabeza. Su nieto estaba herido por varios impactos de bala, lo llevaron al hospital más cercano, pero falleció horas después.

La policía detalló que la mujer tenía a cargo a su nieto desde que era un niño y que no dejó ninguna nota que pudiera explicar el parte el asesinato y posterior suicidio.

“Ella adoraba absolutamente a su nieto. No puedo…, me cuesta imaginarlo”, dijo una vecina y amiga de Huber.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo