Pagó $ 4.000 por un sándwich en un avión y lo que le dieron le “quitó el hambre” de sólo mirarlo

Peor sándwich o peor sándwich.

Por Camilo Henríquez

Era un viaje desde Bali a Australia y en medio del trayecto que cubría la aerolínea Jetstar Airways uno de sus pasajeros decidió pedir un sándwich para “matar” el hambre.

Nick Mosley pagó cerca de $ 4.000 (5 euros) por un “trío” de emparedados y se dispuso a disfrutar de su comida, sin embargo apenas abrió el paquete en que venían su hambre “desapareció”.

Tras dar el primer mordisco, el hombre apenas sintió el apetitoso relleno que se ofrecía en los anuncios y por eso decidió ver qué venía entre las dos rebanadas de pan blanco.

Cuando sacó la “tapa” del sándwich se encontró con un poco de margarina y una miserable hoja de lechuga. En otro había casi lo mismo, pero con un poco de huevo.

Mosley tomó unas fotos de sus “magníficos” sándwiches y los subió a Twitter quejándose de su mala experiencia.

En declaraciones a The Sun, el sujeto dijo que tenía claro que no podía esperar el “mejor sándwich del mundo”, pero que al menos esperaba que lo que servía la aerolínea cumpliera ciertos estándares.

Desde Jetstar Airways se disculparon con Mosley por la “falta de relleno” de su sándwich y aseguraron que se comunicaron con su proveedor para exponerle el problema. Además, como gran cosa, le devolvieron sus cuatro lucas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo