#10YearChallenge: revelan los desconocidos riesgos que enfrentan quienes se suman al viral que la rompe en redes sociales

Yo no lo haría.

Por Christian Monzón

Desde el Presidente Sebastián Piñera hasta el más anónimo de los usuarios de redes sociales. Millones de personas se han sumado durante los últimos días al #10YearChallenge, el viral que consiste en poner una fotografía de uno de hace una década y hacer la comparación a cómo se ve uno en la actualidad.

Sin embargo, pese a que la idea inicial es que las personas se entretengan haciendo esta acción y ver tanto los comentarios como las reacciones que se reciben por parte de los amigos, en el fondo podría ocultar diversos riesgos para quienes se sumen a esta actividad.

La periodista y experta en estrategias digitales Kate O'Neil escribió una columna en la revista Wired en donde dio a conocer lo que ocultaría el desafío de los 10 años.

Por ejemplo, señaló que este viral podría tener un origen comercial, estando las grandes empresas detrás y que tendría netamente un trasfondo que perjudique a los que participan del #10YearChallenge.

En ese punto, la progresión de la edad que aparece en las imágenes podría algún día influir en la evaluación de seguros y la atención médica. Al respecto, si una firma nota de esta manera que una persona envejece de forma más rápida que otras, llevaría probablemente a un aumento del valor de una póliza o simplemente negársela.

El desafío también puede ser útil para la policía, ya que podría rastrear a autores de delitos que no han sido detenidos, hacer seguimiento a personas que ya han sido detenidas previamente o bien, a usuarios que nunca han cometido algún tipo de infracción pero que han participado de marchas, manifestaciones o que realicen publicaciones que no sean del gusto de la autoridad.

También el reconocimiento facial y de edad puede ser útil para la publicidad, ya que pueden usar dichos datos para bombardear a su público objetivo, siendo una acción que puede ser considerada molesta por los usuarios.

Por lo mismo, O'Neil llamó a los usuarios de redes sociales a "ser más conocedores de los datos que creamos y compartimos, del acceso que otorgamos y las implicaciones de su uso".

Eso sí, no todo es malo, ya que la periodista también señaló que el desafío podría tener un punto positivo, como sería la búsqueda de personas extraviadas, específicamente los menores. Incluso, la policía de Nueva Delhi en la India indicó que están utilizando esta tecnología y que solo en cuatro días ya han rastreado casi a 3 mil niños desaparecidos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo