Asteroide Apofis: el cuerpo celeste que se acerca peligrosamente a la tierra

También es conocido en el mundo astrónomo como el “asteroide del mal”.

Por Fresia Ramírez

Al pensar en asteroides, meteoritos o cualquier cuerpo celeste se nos viene a la mente una cosa: dinosaurios. Y es que la desaparición de los reptiles de la faz de la tierra se le atribuye a uno de estos elementos.

Y a pesar del constante aviso de posibles meteoros cayendo en la tierra, este tiene sustento científico. Se trata del asteroide Apofis, también conocido como “asteroide del mal”.

Este pequeño fue descubierto en 2004 y tiene el tamaño de tres campos de fútbol.

Nasa advierte

La Nasa ha revelado la fecha en que el asteroide estará más cerca de la tierra. El 13 de abril de 2029. Aunque 10 años más parezcan mucho, la nasa ha advertido que su condición se debe a que en esa fecha tendrá una ubicación especial.

Estará a 31 mil kilómetros de la tierra. Es decir, a una distancia mucho menor que la luna, que se encuentra a 384 mil kilómetros de distancia. Casi 10 veces más cerca que el satélite natural terrestre.

Pero no será la única fecha en la que Apofis sobrevolará el planeta. Según la Nasa en 2036 también nos visitará. Pero si la primera visita tiene una probabilidad de choque de 2.9 por ciento, en la segunda es menor. Y mucho menor, ya que la probabilidad de impacto en esa ocasión es menos de una en un millón.

Sobre la primera visita expertos estadounidenses son claros. Dicen que la distancia a la que se encontrará es lo suficientemente peligrosa para que la gravedad de la tierra pueda desviar el asteroide a una trayectoria que lo devolvería a la tierra. Así generaría un fuerte impacto.

Contrariamente a la agencia espacial, científicos rusos salieron a la cancha. Pertenecientes a la Universidad Estatal de San Petersburgo dijeron a Rio Novosti que la posibilidad es mínima.

“La probabilidad de que se produzca esa colisión es de tres por millón. Hay más cuerpos cuya probabilidad de colisionar es mayor, pero no los consideramos peligrosos”, dijo al medio Milenio el director científico del Instituto de Astronomía de la Academia de Ciencias Rusas, Borís Shústov.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo