Alemana pasó 7 semanas en África y se dio cuenta de que “era una mujer negra”: se sometió a millonario tratamiento para cambiar de apariencia

Ahora la pareja de la alemana también se someterá al tratamiento porque buscan “que sus hijos sean negros”.

Por Fresia Ramírez

Las características de los ciudadanos de distintos países son muy diversas. El chileno por ejemplo tiene algunas que lo hacen único, la estatura, el color de piel. De esa forma, si se piensa en un ciudadano o ciudadana de Alemania se viene la misma idea a la mente. Alguien alto, con características caucásicas, rubios y de ojos claros. Así era Martina Big, una modelo germánica que saltó a la fama mundial por una extraña decisión.

Después de pasar siete semanas en Kenia quedó fascinada. La cultura africana la caló profundamente y por ello se dio cuenta de algo. Se dio cuenta de que ella era en realidad una mujer negra.

“No sólo estoy cambiando mi color, sino que siento que soy negra. Ahora me describo como una mujer africana”, aseguró al medio Upsol.

“En el pasado, era la rubia Barbie con la piel blanca, pero ahora soy una Barbie extremadamente exótica”, explicó a Daily Mail.

También confesó que al comienzo sólo quería escurecer u piel un poco, pero se le salió de las manos. “Así que realmente todo mi cuerpo ha cambiado. Es realmente fascinante lo que sucedió, creo que estoy cambiando mi raza”, señaló.

De alemana a africana

El camino de la transformación de Martina fue largo. Le costó años llegar a su actual aspecto. Fue sometida a un tratamiento de melanina a través de inyecciones. Esta es una hormona sintética destinada a oscurecer la piel que utiliza desde 2012.

"La piel se está volviendo más oscura y mi cabello en crecimiento está cambiandoy se está volviendo rizado y más oscuro”, dio la alemana en This Morning del canal ITV.

Decisión familiar

No está sola en esta pelea. Martina convenció a su pareja de realizarse el mismo tratamiento. Ese mismo que a ella ya le ha costado 68 mil dólares. Claro que cierta parte de ese dinero fue destinado a una cirugía mamaria que aumentó 7.100 cc. en cada seno. La operación le dio el título además de la mujer con los senos más grandes de Europa.

“He encontrado las transformaciones de Martina tan fascinantes. Cuando conocí a Martina en la escuela, ella era una niña tímida y natural. Sus pechos eran mucho más pequeños, las caderas mucho más grandes, y luego comenzó a verse encantadora”, dijo su novio al medio Upsol.

Martina está tan convencida de su naturaleza negra, que asegura que con la transformación de su pareja su futuro cambiará. ”Mis hijos serán negros. Aún no tenemos planes de tenerlos, pero estoy viendo con mi médico si esto es posible, si mi cuerpo está bien, si podré amamantar, cómo será mi bebé”, dijo.

Y ante la pregunta que muchos se hacen, la alemana también tiene respuesta. “Es realmente difícil explicar por qué me siento negra, pero incluso mientras salgo estoy mucho más en contacto con las personas negras que con las personas blancas. Me siento igual que los negros“.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo