Padre e hijo asesinan a disparos a osa hibernando y a sus dos cachorros mientras chillaban por muerte de su madre: les dieron apenas 3 meses de cárcel

El brutal caso ocurrió en Alaska.

Por Christian Monzón

Andrew Renner y su hijo Owen, de 41 y 18 años respectivamente, asesinaron a disparos a una osa que se encontraba hibernando en la isla de Esther, en el Golfo de Alaska.

El hecho ocurrió en mayo pasado y todo fue captado por las cámaras de seguridad del Servicio Forestal de los Estados Unidos, considerando además que el animal estaba siendo parte de un estudio efectuado por el Departamento de Pesca y Caza de Alaska.

Según informa The Sun, padre e hijo se acercaron a la guarida y vieron a la osa durmiendo. Tras esto, Owen disparó al animal hasta matarlo. Esto despertó a sus dos cachorros, quienes comenzaron a chillar ante la muerte de su madre.

Tras esto, el padre apuntó con su arma a los oseznos, para luego percutar su arma. A los minutos comienzan a arrastrar los cadáveres cuando el hijo se da cuenta que la osa tenía un collar del Departamento de Pesca y Caza, lo cual informa a su progenitor.

"No importa. Apresúrate", le responde Andrew, lo cual es asentido por el adolescente: "Nunca podrán vincularnos a nosotros".

Dos semanas después volvieron a la misma zona a deshacerse de los cadáveres de los oseznos, siendo capturados por la policía.

Tras el juicio, el joven recibió un castigo de 30 días de prisión, deberá efectuar un curso de seguridad para cazadores y su licencia de caza fue suspendida por dos años.

En tanto su padre tuvo una condena de tres meses de cárcel, 10 años de suspensión de su licencia de caza, la incautación de una camioneta pickup, un bote y un remolque, armas y teléfonos celulares.

Tras esto, el fiscal adjunto del caso reconoció que eran "inusuales" que las penas por crímenes de este tipo sean tan bajas, afirmando eso sí que "Alaska no tolerará la caza furtiva".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo