El tierno ejército que puede salvar al mundo: con focas analizarán gigantesco glaciar en la Antártica que está en riesgo de colapsar

De acuerdo con los investigadores si el glaciar Thwaites se derritiera por completo, el nivel del mar aumentaría en 80 centímetros.

Por Nathaly Lepe

Las focas podrían ser el futuro de la humanidad, o por lo menos así lo piensan un grupo de investigadores del Reino Unido, Estados Unidos y Suecia, que forman parte de la expedición que analizará el estado del enorme glaciar Thwaites, en la Antártica Occidental, el que está en riesgo de colapsar y aumentar hasta en 80 centímetros el nivel del mar.

El proyecto, que se espera se extienda por los próximos cinco años recopilará datos para comprender mejor el comportamiento pasado y actual del glaciar Thwaites, que posee el tamaño de Gran Bretaña y la posibilidad de que comience a colapsar en las próximas décadas.

El geofísico marino y científico jefe a bordo del barco que lleva el grupo de científicos, doctor  Robert Larter,  sostuvo que “el glaciar Thwaites es la clave para comprender mucho mejor el aumento futuro del nivel del mar desde esta parte vulnerable de la Antártida Occidental".

"Esta es nuestra primera oportunidad de comprender mejor este glaciar "comodín". El examen del fondo marino y los sedimentos en el borde del glaciar proporcionará una visión de cómo se ha comportado el hielo en el pasado en relación con los registros de las condiciones ambientales. Esto es importante para predecir cómo el glaciar puede responder al cambio climático futuro ".

Qué tienen que ver las focas

Uno de los equipo de trabajo estará dedicado a interactuar con un grupo de focas de Weddell, las que estarán equipadas con sensores para comprender mejor su comportamiento y las condiciones donde el glaciar se encuentra con el océano.

Al respecto, el ecologista de la Universidad de St Andrews, doctor Lars Boehme, quien supervisará este trabajo  explicó que “las focas de Weddell pasan parte de su vida cerca del hielo o debajo de de él, lugares de difícil acceso para nosotros. Los sensores registrarán los detalles sobre el entorno físico inmediato, lo que nos dará una idea más clara de las condiciones oceánicas actuales en estos lugares remotos e inaccesibles".

De esta manera, sostiene que la combinación de los datos recopilados más los registros por planeadores oceánicos y vehículos autónomos, revelará cómo interactúa el glaciar con el océano, permitiendo entender la condición crítica en la que se encuentra.

En este trabajo forma parte el British Antartic Survey -organismo del Reino Unido dedicado al cuidado de la Antártica- y cuenta con un presupuesto de US$25 millones.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo