Mataron a un niño de 7 años enterrándolo vivo en un “ataúd de nieve” por no saber 13 versículos de la Biblia

El padre guardador ordenó el castigo.

Por Camilo Henríquez

Un hombre de 48 años, su esposa de 35 y un adolescente de 15 están acusados de la horrible muerte de un niño de 7 años que fue enterrado vivo en la nieve por no saber 13 versículos de la Biblia.

Según Newsweek, a Timothy Hauschultz y su esposa Tina una corte los nombró como padres guardadores del pequeño Ethan y de sus dos hermanos.

El sujeto habría castigado al niño porque no se aprendió 13 versículos de la Biblia y le encargó a su hijo Damian que supervisara el cumplimiento del mismo.

Ethan debía cargar un tronco que pesaba casi 20 kilos durante dos horas en una zona nevada que estaba cerca de su hogar en Wisconsin.

El niño luchaba por cargar el tronco y como no podía, Damian lo golpeó y lo pateó al menos unas 100 veces. Además usó un cinturón y un palo para azotarlo, indica Fox 11.

Tras ello, el adolescente tomó el tronco y lo aplastó contra el pecho del niño, se subió en la espalda del menor cuando estaba boca abajo y sobre un charco de agua helada, y luego lo enterró en un “ataúd de nieve” por más de 20 minutos.

Ethan murió por hipotermia, pero la autopsia determinó que también sufrió lesiones serias en la cabeza, el tórax y el abdomen, además de la fractura de una costilla.

Los hechos ocurrieron en abril de 2018, pero salieron a la luz en los últimos días luego de que se presentaran cargos contra la familia.   

Damian fue imputado por homicidio imprudente en primer grado y otros seis cargos, Timothy Hauschultz está acusado de asesinato en primer grado y otros 5 cargos, y su esposa Tina de no prestarle ayuda y contribuir intencionalmente a la muerte del niño.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo