Investigadores encontraron una memoria USB en las heces congeladas de una foca: tenía fotos y videos de las vacaciones de un desconocido

“Es muy preocupante que estos asombrosos animales antárticos tengan plástico como este en su interior”, dijo una voluntaria del Instituto Nacional de Investigación del Agua y la Atmósfera de Nueva Zelanda.

Por Camilo Henríquez

Un inesperado hallazgo realizaron los investigadores del Instituto Nacional de Investigación del Agua y la Atmósfera de Nueva Zelanda mientras analizaban las heces congeladas de una foca leopardo.

Los excrementos estaban congelados hace más de un año y son fundamentales para los científicos que estudian estos animales porque pueden determinar “qué comen los depredadores antárticos, un poco sobre su salud y cuánto tiempo pueden haber estado en las aguas de Nueva Zelanda”, señala NIWA.

Luego de descongelarlos, se encontraron con una memoria USB, la que se veía en perfecto estado, por lo que la dejaron secar por varias semanas para ver si podían rescatar algo de su contenido.

El dispositivo funcionó, y pudieron ver varios videos -uno de una madre y un bebé que se divierten en el agua- y fotos de unas vacaciones familiares, y “la única pista de quién pudo haberlas tomado es la parte delantera de un kayak azul”.

Además hay un par de registros de varias focas leopardos.

“Es muy preocupante que estos asombrosos animales antárticos tengan plástico como este en su interior”, dijo una voluntaria del Instituto tras el inédito hallazgo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo