Dijeron que se lo había comido un cocodrilo: había cometido el “crimen perfecto” al matar a su esposo en complicidad con su amante y tras casi 20 años pagará con cadena perpetua

Planearon el homicidio por meses.

Por Camilo Henríquez

Casi 20 años después del asesinato de Mike Williams, su ex esposa Denise fue encontrada culpable y pasará el resto de su vida en prisión tras ser condenada a cadena perpetua sin libertad condicional.

La historia del homicidio se remonta a diciembre del año 2000, cuando el hombre desapareció sin dejar rastro luego de haber ido a pescar patos en un lago de Tallahassee junto a su mejor amigo Brian Winchester.

Su amigo le dijo en un primer momento a la policía que Mike se había caído al agua y como los investigadores sólo encontraron algunas pertenencias de la víctima y por lo que mostraban las evidencias "determinaron" que se lo habían comido los cocodrilos.

Cinco años después de la muerte de Mike, Denise y Brian se casaron y comenzaron las dudas, las que se vieron incrementadas cuando se supo de los 1,75 millones de dólares en seguros que había cobrado la viuda tras el deceso del hombre de 31 años.

Pero fue en 2016 cuando todo se vino abajo luego de la separación de la pareja y el arresto de Brian, que “secuestró a Denise en un último intento para obligarla a volver a su vida”.

Con una pena de 20 años en los hombros, y con una investigación que en 2010 había cambiado de una “búsqueda de una persona desaparecida” a “muerte sospechosa”, el otrora amante confesó toda la verdad ya que no tenía nada que perder.

Contó que con Denise llevaban una relación antes de la muerte de Mike y que se casaron 5 años después para guardar las apariencias.

El homicidio lo planearon por meses y confesó que empujó al que había sido su mejor amigo al lago, que éste se aferró a un tronco para seguir con vida y que tuvo que darle un tiro en la cabeza.

Tras ello tomó el cuerpo, lo subió a una camioneta y lo enterró en el bosque. Le dio algunos datos a la policía y estos terminaron encontrando los restos.

Denise dijo que todo era mentira, que no sabía nada y que siempre pensó que su esposo había muerto devorado por los cocodrilos. Ninguno de sus dichos fue avalado por el jurado y el pasado miércoles recibió la condena a cadena perpetua por el asesinato y otros 30 años adicionales “por conspirar para asesinar a su esposo”, señala Fox News.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo