Ahora queda solamente uno en todo el mundo: cierra el penúltimo Blockbuster y los cinéfilos sentimentales lloran su adiós

Decenas de personas acudieron a manifestar su tristeza por el fin del local.

Por Christian Monzón

La localidad estadounidense de Bend en Oregon cuenta en la actualidad con el último Blockbuster en todo el mundo luego que se pusiera fin a la tienda que existía en el suburbio de Morley en Perth, Australia.

Según informa Community News, decenas de cinéfilos han efectuado un verdadero peregrinaje al recinto a despedirse del videoclub, mientras suplican para que no bajen las cortinas.

"Nos esforzamos bastante para ser el último en Australia, supongo, pero iba a suceder con el tiempo y ahora es el momento", sostuvo al respecto la propietaria del local Lyn Borszeky.

"Sabíamos que se avecinaba un cambio, pero nos sorprendió un poco la rapidez con la que afectó a nuestra base de clientes una vez que Netflix llegó al mercado australiano", agregó al resaltar como el streaming puso de rodillos al clásico videoclub.

Ante el cierre del local, afirmó que "recibimos a clientes todo el tiempo suplicándonos que no cerremos, ya que aún disfrutan de la experiencia y el servicio que brindamos", resaltando además que "era realmente gratificante ver la emoción cuando los niños miran y ven a su personaje favorito" en las tapas de los VHS.

Sin embargo, pese al entusiasmo de los nostálgicos cinéfilos, debieron cerrar las puertas. "Es triste ver a dónde se ha ido nuestra industria por varias razones. Primero, la cantidad de clientes que se decepcionaron cuando las tiendas cerraron y, en segundo lugar, nuestra industria fue un gran empleador de estudiantes universitarios, que amaban sus películas y mostraban su pasión al hablar con los clientes. Las horas que estuvimos abiertos les convenían, ya que les permitió trabajar en torno a sus horarios universitarios", analizó Borszeky.

El último

De esta forma solamente queda en pie el local ubicado en Bend, el cual se mantiene básicamente ya que es un destino turístico para los amantes del cine y de los VHS, quienes van a sacarse fotos al lugar y a mantener con vida una tradición que muchos vivimos desde niños: ir en familia a ver los estrenos o los clásicos que todavía no hemos visto en nuestras pantallas.

Sin embargo, la tienda ubicada en Estados Unidos también ha debido enfrentar a los servicios de streaming y han desarrollado diversas vías para sostener el negocio, incluyendo la elaboración de su propia cerveza artesanal.

Pese a esto, es muy probable que lamentablemente en un tiempo más deban cerrar sus puertas, como pasó hace un tiempo con los locales que habían en Alaska, poniendo fin a una empresa que llegó a tener más de 9 mil tiendas en todo el mundo y que muchas ciudades en Chile tuvieron una, siendo uno de los panoramas favoritos para disfrutar en familia, especialmente los fines de semana.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo