No sabía lo que pasaría y quedó devastado: niño de 4 años mató a su pececito después que decidiera llevarlo a dormir con él

Que triste.

Por Nathaly Lepe

No hay nada más grande que el amor entre un niño y su mascota. Si eres de los suertudos que logró crecer junto a un perro, un gato, un conejo, una tortuga o un pececito entonces lo entenderás.

Para Everett Hamlin, un niño de Estados Unidos de 4 años, su pez dorado lo era todo. Llevaba su pecera y la instalaba a su lado cuando jugaba y quería pasar siempre su tiempo con él. 

Era tanto el amor que le tenía que una noche decidió que quería abrazarlo mientras dormía, así que lo sacó de su estanque sin que nadie lo notara, lo arropó en la cama y lo abrazó.

Sin embargo, el niño no sabía que los peces no sobreviven fuera del agua.

La madre del menor fue quien encontró la tierna pero triste situación, a la mañana siguiente cuando llegó al lado de la cama de su hijo.

Ahí lo encontró, durmiendo con su querido Nemo en la mano, ya sin vida.

Estaba devastado

Cuando la madre de 29 años debió explicarle que había sucedido, Everett quedó devastado. "Me sorprendió al principio, pero luego cuando dijo que solo quería acariciarlo, estaba pensando, oh Dios mío, eso es muy triste", reproduce el portal de noticias The Sun.

"No entendía lo que estaba haciendo. Le encantaba el pez dorado. Siempre ha estado en su habitación. Le encantó mirarlo", relató.

Finalmente el niño entendió lo que había sucedido y le pidió a la madre un nuevo pez, asegurando que ya no lo sacaría

Después que la madre compartiera la historia que se volvió viral, los usuarios de las redes sociales le ofrecieron reemplazar al animal, con la promesa de que no lo sacara para hacerle cariño.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo