Acusan a madre de asesinar salvajemente a su bebé de dos meses de vida: "Le rompió las costillas tras aplastarlo para que dejara de llorar"

Le fracturó seis costillas en total.

Por Christian Monzón

Abigail Palmer, una madre soltera de 33 años, fue acusada de asesinar a su bebé de apenas nueve semanas de vida tras romperle seis costillas al aplastarlo para que dejara de gritar y llorar.

Según consigna el Daily Mail, el hecho ocurrió en la ciudad inglesa de Birmingham, en donde la mujer negó haber matado a su hija, asegurando además que ella estuvo todo el tiempo junto a la lactante.

Sin embargo, los peritos descartaron que las costillas se hayan fracturado debido a que Palmer se haya quedado dormida y aplastara sin querer a la menor, ya que "se requiere una fuerza significativa para causar fracturas de costillas en un bebé".

En ese sentido, durante la audiencia que se desarrolla durante esta semana, se indicó que se encontraron otras lesiones similares en el tórax Teri-Rae, las cuales fueron ocasionados en los días previos a las fracturas que le originaron la muerte por asfixia en enero del 2017.

En el juicio se apuntó que "la presencia de fracturas de costillas en un bebé de esta edad es indicativo de lesión deliberada". "La presencia de múltiples fracturas inexplicables de costillas en múltiples ocasiones, como aquí, es altamente indicativa de lesión abusiva. El caso de la fiscalía es en cada ocasión que la demandada, Abigail Palmer, le infligió estas lesiones a su bebé al comprimir con fuerza su pecho, lo más probable que silenciara su llanto", se agregó.

"Teri-Rae estaba bajo el cuidado exclusivo de la acusada cuando sufrió múltiples fracturas de costillas en la mañana del 2 de enero de 2017. Nadie más puede ser responsable", recalcó el fiscal del caso.

Además, remarcó que los exámenes efectuados por los peritos precisaron que "no hubo evidencia de enfermedad ósea que pueda haberlos hecho más susceptibles a la fractura. Todas las fracturas se produjeron por compresión forzada".

Por último, indicó que Palmer contaba con un historial de abuso de sustancias, señalando que a las 15 semanas de embarazo se le realizó una prueba de detección de drogas, el cual dio positivo por cocaína.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo