Dos personas estarían en peligro de vida: familia acusa que planta de tratamientos de agua provocó brote de "amebas comecerebros" en Olmué

Interpusieron un recurso de protección contra el municipio de la comuna de la Región de Valparaíso.

Por Christian Monzón

Una familia presentó un recurso de protección contra la Municipalidad de Olmué en la Corte de Apelaciones de Valparaíso tras acusarla de no hacerse cargo de las condiciones de salud que han afectado a la población tras denunciar un brote de Naegleria Fowleri, más conocida como "amebas comecerebros".

Según informa La Estrella de Quillota, el hecho se remonta a la primera parte de la década del '90, cuando la familia Silva Ruiz recibió el proyecto de la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas que se instalaría en la localidad, por lo que decidieron vender parte de su propiedad antes que se la expropiaran.

En el documento, se prometía que no habrían olores ni ruidos, gracias a una red subterránea,. E incluso, se mencionaba que el agua saldría tratada y con posibilidad de ser consumida.

Sin embargo, nada de esto habría sucedido, asegurando que en la actualidad viven en una "zona de sacrificio". Por lo mismo, tras fracasar en arreglar la situación, en diciembre del año pasado presentaron el recurso en la Corte, el cual fue admitido pero que todavía no tiene pronunciamiento a favor o en contra.

Debido a la existencia de olor y contaminación, antes de presentar la acción judicial la familia se asesoró con ingeniero experto en temas ambientales, el cual se quedó a vivir en el lugar para poder estudiar el comportamiento de la citada planta.

Allí, el hombre comenzó a sentir una serie de molestias, las cuales la familia ya padecía: desconcentración, tos y lentitud de movimientos. Ante esto, acudió junto a la familia a realizarse exámenes médicos, dando positivo por Naegleria Fowleri.

Peligro de vida

Hipólito Silva fue a efectuarse una radiografía de tórax en el Hospital Naval y tras esto se encendieron todas las alarmas.

"Me preguntaron porqué me hacía el examen, yo les comenté lo que pasaba acá en Olmué y cuando el tecnólogo vio la radiografía llamó de inmediato al doctor y me preguntaban cómo era posible que aún estuviera vivo", sostuvo al diario.

Por su parte, el infectólogo del Centro Médico Clínica Ciudad del Mar Werner Jensen emitió un informe médico, en donde asegura que dos miembros de la familia estarían con peligro de vida.

"Certifico que he tenido a la vista exámenes de laboratorio de los pacientes Patricia Ruiz y Andrés Silva, en un grupo de personas (fecha 21/02) patógeno que pone el riesgo vital a estas personas si desarrollan cuadro de meningoencefalitis aguda", indica el escrito.

Por su parte, el laboratorio clínico Diagnostika Alemana también analizó el hecho, concluyendo que "se observa abundante cantidad de Protozoo compatible con Naegleria Fowleri" e infección por Estafilococo Aereus.

Responde la Municipalidad

El recurso presentado por la familia contra la Municipalidad se basa en los incisos ocho y nueve del artículo 19 de la Constitución: "Derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación" y "derecho a la protección de la salud".

Ante esto, el abogado de la Municipalidad de Olmué Jorge Torres afirmó que una vez que fueron notificados de la acción judicial entregaron todos los antecedentes que fueron solicitados, sosteniendo al medio que "la vecina se siente afectada por la planta por una serie de consideraciones que materializa en su recurso y la municipalidad en el informe que le contestó a la Corte indica que en más de 20 años de funcionamiento de la planta nunca hubo un reclamo ni un recurso de protección de la naturaleza que ella lo plantea ahora".

"Además hace referencia a algunos procesos que habrían sido erróneos y algunos procesos constructivos que no se habrían cumplido, no obstante, toda esa fiscalización la ha hecho constantemente tanto el Gobierno Regional porque es el que ha hecho los aportes para el proyecto de modificación de la planta y la autoridad sanitaria, por lo tanto nosotros creemos que no existe mérito alguno para acoger el recurso", agregó.

Irán al ISP

La familia en tanto se encuentra en proceso de repetición de los exámenes médicos para enviárselos al Instituto de Salud Pública (ISP).  En ese punto, el infectólogo de la Universidad de Valparaíso Rodrigo Cruz señaló que lo mejor en este tipo de casos es que sea el mencionado organismo el que efectúe un informe.

"Hay que certificar bien que efectivamente estas personas sean portadoras de estos parásitos que son protozoos que se encuentran principalmente en lagos, en piscinas en mal aseadas, en aguas detenidas y pueden provocar principalmente meningoencefalitis", expresó al medio.

"Ellos efectivamente pueden haber adquirido estos protozoos por la vía nasal al estar en contacto permanente con el agua estancada y de la vía nasal puede traspasar la barrera al cerebro y de ahí a las meninges, que son infecciones graves y muy sintomáticas. Ellos deben esperar la confirmación del ISP, pero podría ser posible que presenten este protozoo porque son aguas estancadas y bastante sucias", remató.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo