A los 14 años se perdió su rastro en EEUU: niña reaparece sorpresivamente 20 años después, con cuatro hijos y hablando español

La madre estuvo esperando su retorno durante todo el largo tiempo.

Por Christian Monzón

El 26 de abril de 1997 a los 14 años se perdió el rastro de Crystal en la ciudad estadounidense de Baltimore. Nadie entendía que había pasado y su madre Cynthia Haag no creía que la menor se halla ido por iniciativa propia, catalogándola de una "niña dulce" que se llevaba excelente con sus hermanos y con todo el mundo.

Por lo mismo, nunca se cambió de domicilio anhelando que su hija alguna vez volviera y 20 años, diez meses y dos semanas después de su desaparición sus sueños se cumplieron: la mujer volvió.

Eso sí no era la misma niña que desapareció hace dos décadas, sino que tenía otra identidad, hablaba un perfecto español y tenía cuatro hijos. Por lo mismo la duda se sembró en todos lados, según informa el Washington Post.

¿Qué fue lo que pasó?

Bianca, una hermana de la joven, recibió un día por Facebook un mensaje de alguien que no conocía, llamada Crystal Saunders. Sin embargo, apenas vio la fotografía supo que era su hermana, tras lo cual telefoneó a su madre para contarle la buena nueva.

La ahora retornada mujer se juntó con su hermana y posteriormente se reencontró con su familia, tras lo cual la verdad sobre su desaparición saltó a la luz.

Crystal fue abusada sexualmente por un vecino a partir de los 9 años. Primero se sintió avergonzada y no le contó a nadie, mientras que con el paso del tiempo los ataques de los que eran víctima pasaron a ser demasiado frecuentes, así que se acostumbró a ello.

Pero a los 14 años se dio cuenta que no era algo normal y que debía hacer algo. Además, comenzó a creer que su madre sabía de los ultrajes y que no hacía nada, por lo que tomó la drástica decisión de tomar un bus a Nueva York y vagar por sus calles durante días, hasta que se instaló en la zona de Upper Manhattan.

Allí ideó convertirse en otra persona, tomando el nombre de Crystal Saunders. Empezó a trabajar limpiando casas y se fue a vivir a un barrio dominicano. En el lugar conoció a un hombre de dicho país, se enamoró, formó una familia con él teniendo cuatro hijos y aprendió a hablar un perfecto español.

Sin embargo, y pese a que durante años pensó en contactarse con sus parientes, uno de sus retoños le consultó por qué nunca hablaba de su infancia y no tenía abuelos. Ante esto, tomó la decisión de contactarse con su familia y así contar la verdad.

Finalmente, la madre que tanto esperó por volver a ver a su hija se reencontró con ella, asegurándole además que nunca se dio cuenta de los abusos de los que era víctima cuando apenas era una niña.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo