“Ustedes pueden creer que estoy loco, pero no lo estoy”: asesinó a su madre y a su tía y ahora dice que es un gato y que debería ser trasladado a un zoológico

La fiscalía dice que quiere pasar por loco para que lo declaren inimputable.

Por Camilo Henríquez

El 11 de marzo pasado, Pyrhia Saroussy y Lily Pereg llegaron desde Israel a Mendoza y al día siguiente fueron hasta la casa de Nicolás Gil Pereg, el hijo de la primera de las mujeres nombradas.

El hombre de 36 años, ingeniero en electrónica y ex militar israelí, “vivía en condiciones de indigencia y rodeado de perros y gatos”, señala Clarín.

Por causas que la policía intenta dilucidar, Gil Pereg mató de tres balazos a su tía Lily, luego ahorcó con una cuerda a su mamá y enterró los cuerpos en una obra en construcción en la misma vivienda.

Luego de más de un mes de investigación, la policía detuvo al sujeto y lo acusó de ambos homicidios luego de que las pruebas de ADN lo inculparan.

En los últimos días se conoció un video del 6 de marzo pasado en que se puede ver al hombre lanzando arañazos a los guardias y maullando mientras se encontraba desnudo dentro de su celda, indica TN.

En respuesta a las imágenes, el sujeto pidió ser trasladado de la cárcel a un zoológico, asegurando que es un felino.

“Ustedes pueden creer que estoy loco, pero no lo estoy, me veo como persona pero soy un gato, tengo 37 hijos y preciso saber cómo están”, dijo Gil Pereg al juez en una nueva audiencia.

Los abogados afirmaron que el sujeto le dijo al juez que sufría por la ausencia de sus hijos (los gatos) y que necesitaba que llevara algunos al lugar donde se encuentra privado de libertad, por lo que están pidiendo que sea transferido al hospital psiquiátrico El Sauce.

En tanto, la fiscalía apunta que Gil Pereg quiere evitar la condena y que lo declaren es estado de locura para que no pueda ser imputado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo