De la alegría total al peor dolor: se casaron y cuando estaban de luna de miel les avisaron que su hijo de un año y medio había muerto

Era la primera vez que dejaban al pequeño.

Por Camilo Henríquez

Nickolas y Nikki Augustavo estaban pasando los días más felices de sus vidas. Hace algunos años se conocieron y nunca más se separaron.

De la relación había nacido el pequeño Kaysen, que ya tenía un año y medio, y para gritarle su amor a todo el mundo el pasado sábado se casaron en Washington.

La pareja se fue de luna de miel a Hawai y dejaron, por primera vez, a su hijo al cuidado de unos familiares, señala Katu 2.

Cuando llevaban tres días afuera recibieron la peor noticia que les podían dar: el pequeño Kaysen había muerto mientras dormía.

Según The Tri-City Herald, las causas del fallecimiento no están claras y están siendo investigadas por la oficina del forense del condado de Snohomish.

Nickolas lleva 5 años como bombero en el cuerpo de Hanford y sus compañeros iniciaron una campaña en GoFundMe para pagar los gastos del funeral de Kaysen y para un futuro tratamiento que deban enfrentar los padres por al muerte de su hijo.

En sólo dos días ya se han juntado más de 46 mil dólares de una meta de US$ 60 mil.

It is with deepest regrets to share the unfortunate news about the passing of Nicholas Augustavo’s son Kaysen. Please…

Posted by Hanford Fire Department's Union Firefighters, Local I-24 on Tuesday, March 12, 2019

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo