Gatos caníbales: informe acusa al gobierno de EEUU de comprar felinos y perros para dárselos como comida a gatos de laboratorio en perturbadores experimentos

“Es una locura”, dijo un ex miembro del Departamento de Agricultura.

Por Camilo Henríquez

El gobierno de EEUU fue acusado en un informe de realizar enfermizos y perturbadores experimentos en los que compraban gatos y perros para dárselos de comer a gatos sanos de laboratorio.

El documento elaborado por White Coat Waste Project asegura que el Departamento de Agricultura (USDA) en Maryland compraba cientos de felinos y caninos en “mercados de carne asiáticos” y detalla que adquirieron más de 400 perros de Colombia, Brasil y Vietnam, y más de 100 gatos de China y Etiopía, señala CBS News.

Luego de matar a los animales, los “investigadores” convertían a los gatos en caníbales al alimentarlos con otros felinos. También les daban restos de perros e inyectaban con restos de gatos a ratones.

“Algunas de las publicaciones detallaron la alimentación de tejidos de corazones, cerebros y lenguas de gatos a otros gatos. Otras implicaron alimentar a los gatos del laboratorio con las mismas partes de los perros”, afirma el medio.

Los experimentos se realizaron entre 2003 y 2015 y estaban “dirigidos al estudio de diferentes formas de parásitos que causan toxoplasmosis transmitida por alimentos”.

El informe también señala que desde 1982 han estado criando “gatitos de laboratorio”, alimentándolos con carne cruda para infectarlos con toxoplasma gondii (una especie de protozoo parásito causante de la toxoplasmosis) para luego recolectar los parásitos de las heces.

Luego de los experimentos, que duraban entre dos o tres semanas, los “científicos” mataban a los gatos e incineraban los restos, apuntan.

“Es simplemente repugnante e injustificable”, dijo Brian Mast, representante republicano del distrito 18 del Congreso de la Florida, mientras que el senador senador Jeff Merkley dijo que las “revelaciones eran profundamente perturbadoras”.

Por su parte, el ex científico del USDA Jim Keen manifestó que todo era “una locura” tras leer el texto. “Gatos caníbales, gatos que comen perros, no veo la lógica”.

Finalmente, White Coat Waste Project afirmó que los experimentos han tenido un costo cercano a los 22 millones de dólares y que 4.000 gatos fueron asesinados en las pruebas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo