¿Por qué no lloraron tras la desaparición de Maddie? La cruda verdad tras fría declaración de los padres de Madeleine McCann que impactó al mundo

Durante años fueron criticados duramente por no expresar sus emociones. Pero ahora la verdad salió a la luz.

Por Christian Monzón

En mayo del 2007 la pequeña Madeleine McCann desapareció en medio de las vacaciones que disfrutaba su familia en un resort del balneario portugués de Praia da Luz.

El caso rápidamente dio la vuelta al mundo, y una de las escenas que quedó marcada a los televidentes del planeta fue la fría declaración que dieron los padres de Maddie a la prensa, mientras todos los medios esperaban expectantes las primeras palabras de Kate y Gerry McCann.

Sin embargo, la prensa no se concentró en el llamado de los progenitores a la entrega de información sobre el paradero de su hija, sino que se centraron en la falta de emociones que mostró la pareja. Incluso, durante años varias personas los han responsabilizado de ocultar la verdad sobre qué pasó con Madeleine, debido a esa declaración, criticándoles incluso que no lloraron ante las cámaras.

Pero a casi 12 años de la desaparición de Maddie, Clarence Mitchell, quien es portavoz de la familia McCann, reveló qué pasó en realidad durante esas horas y por qué se mostraron tan duros en ese momento.

Según informa The Telegraph, la policía preparó a los padres de Madeleine para que no mostraran emociones, ya que "los presuntos secuestradores disfrutarían al ver la angustia que han causado".

"Esa llamada telefónica perdida casi arruinó mi vida": las impactantes confesiones del primer sospechoso de secuestrar a Madeleine McCann

Sergey Malinka fue durante los primeros días de la desaparición de Maddie uno de los principales sospechosos. Y pese a que se descartó cualquier vinculación de él con el caso, sufrió durante largos años.

"Una de las razones por las que fueron tan controlados fue porque muy pronto se les dijo que, en el caso de los secuestros por parte de pedófilos, los perpetradores ven la cobertura de los medios y disfrutan viendo la angustia que sienten", señaló.

En ese sentido, resaltó que "la policía les dijo que no lloraran. Que no mostraran ninguna emoción excesiva".

De igual manera, admitió que esta situación no les generó a los padres una buena imagen ante los espectadores. "Para alguien que no lo sabe, pueden pensar que parece un poco sospechoso. Es casi como si el público estuviera esperando que los padres reaccionaran de cierta manera", agregó.

Cabe mencionar que Mitchell es un ex periodista de la BBC que trabaja como portavoz de Kate y Gerry McCann desde el 2007, iniciando sus labores a los pocos días que desapareció la pequeña.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo