Mano dura de verdad: Taiwán analiza establecer pena de muerte contra conductores ebrios que causen accidentes fatales

Primero, la iniciativa debe ser aprobada por el parlamento.

Por Nathaly Lepe

Endurecer los castigos, incluso con pena de muerte para conductores en estado de ebriedad que provoquen accidentes fatales, es la polémica medica que actualmente analiza Taiwán, que ha desatado una serie de protestas por parte de  grupos de abolición y derechos.

La medida ya fue aprobada por el gabinete -al menos un borrador- que enmienda el Código Penal, convirtiendo a la muerte por un ebrio en un delito de asesinato procesable, potencialmente punible con la pena de muerte, si se llega a considerar que fue "intencional".

Este cambio sólo comenzará a regir si es que el parlamento lo aprueba.

Sin embargo, el camino para este proyecto podría ser bastante fácil, considerando una serie de muertes de este tipo que han sido de alto perfil y que han provocado una indignación masiva en la sociedad taiwanesa.

Cabe mencionar que actualmente en Taiwán la sentencia máxima por provocar la muerte mientras se conduce en estado de ebriedad es de 10 años de cárcel.

Que dice la legislación chilena

En Chile, el 16 de septiembre de 2014 entró en vigencia la llamada Ley Emilia, para complementar la Ley Tolerancia Cero, y con el fin de establecer sanciones más fuertes  los conductores que sean sorprendidos bajo la influencia del alcohol o en estado de ebriedad.

Dicha normativa establece sanción de cárcel efectiva de al menos un año a los conductores en estado de ebriedad que generen lesiones graves gravísimas o la muerte.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo