Así fue el último día de los dinosaurios: el apocalíptico registro encontrado en un campo de EEUU

Los animales fueron enterrados en cuestión de horas o incluso decenas de minutos después de la caída del asteroide Chicxulub.

Por Nathaly Lepe

Olas gigantescas y la lluvia de esferas de vidrio cayendo a toda velocidad y sin dejar posibilidad de escapar, mientras un gigantesco asteroide viene en camino para estrellarse con la Tierra. Siempre hemos imaginado como fue el último día de los dinosaurios sobre la Tierra, pero ahora un grupo de científicos esta seguro que sabe como ocurrió, gracias a las pistas encontradas en un campo.

Según los investigadores de la Universidad de Berkeley, los dinosaurios y  peces murieron y fueron enterrados en cuestión de horas o incluso decenas de minutos después de la caída del asteroide Chicxulub.

Los resultados del estudio serán publicados en la próxima edición de la  revista Proceedings of the National Academy of Sciences, en donde entregarán más detalles de la apocalíptica imagen obtenida de yacimiento paleontológico.

La explosión en el Golfo de México

Durante seis años, desde el 2013, el paleontólogo Robert De Palma excavó en el depósito Tanis en Dakota del Norte, donde obtuvo la suficiente evidencia para confirmar que la matanza de las especies fue generalizada y en muy poco tiempo posterior al impacto del Chicxulub en el golfo de México.

Para De Palma, los fósiles de esa zona representan "el primer conjunto de muerte masiva de organismos grandes que se haya encontrado".

Sobre las huellas de la catástrofe, los investigadores encontraron fósiles de peces, los que están mucho mejor conservados, y muestran algunas esferas de vidrio de varios milímetros de diámetro en sus branquias.

Para los científicos esto es una clara evidencia de que consumieron estos materiales de un evento desastroso, como la lluvia de roca fundida, mientras nadaban con la boca abierta. Según su análisis, llovió cristal entre 45 minutos y una hora después del impacto del meteorito.

Otro indicio que sustenta la teoría de los investigadores es la capa de roca sedimentaria  rica en iridio, un elemento raro en la corteza terrestre pero no en los asteroides. En este punto, señalaron que esta capa podría haberse acumulado debido a una sucesión de olas gigantes, pero no propiamente un tsunami.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo