Diario íntimo de piloto nazi reveló el misterio: ¿Cuáles fueron las últimas palabras de Adolf Hitler?

El diario del teniente general Hans Baur describe los minutos finales del Führer.

Por Christian Monzón

El 30 de abril de 1945 Adolf Hitler se encontraba recluido en un búnker en Berlín, mientras los rusos cercaban la capital alemana. Ese día, ante el acecho de los soviéticos, el Führer se quitó la vida junto a su esposa Eva Braun.

Los minutos finales de la vida del líder nazi han sido en innumerables ocasiones materia de discusión, mientras en el mundo existen diversas teorías sobre qué pasó realmente con el canciller. Incluso se ha mencionado que escapó realmente con vida desde Alemania y que se refugió en la patagonia argentina.

Sin embargo, todo podría quedar aclarado luego que se revelara el diario íntimo del teniente general Hans Baur, quien era parte del círculo de hierro de Hitler y que además habría escuchado las últimas palabras del Führer mientras estaba con vida.

El texto aparece en la reedición del libro "Yo era el piloto de Hitler", en donde se asegura que el líder nazi le dijo a su interlocutor "hoy le pongo fin" y minutos después se quitó la vida.

"Hitler se me acercó y me tomó las dos manos. Baur, quiero despedirme de ti. Ha llegado el momento. Mis generales me han traicionado; mis soldados no quieren seguir y yo no puedo seguir", se señala en el escrito.

Hitler Hans Baur saludando a Hitler. Getty

Ante esto, el piloto afirma que "traté de convencerlo de que todavía había aviones disponibles, y de que podía llevarlo lejos, a Japón, a la Argentina o con uno de los jeques, que eran todos muy amistosos con él debido a su actitud hacia los judíos".

Tras esto, Hitler le habría respondido lo siguiente:  "La guerra terminará con la caída de Berlín. Y yo estoy de pie o caigo con Berlín".

"Un hombre debe reunir el coraje suficiente para enfrentar las consecuencias, y por lo tanto, lo estoy terminando ahora. Sé que mañana millones de personas me maldecirán, eso es el destino. Pero los rusos saben perfectamente que estoy aquí en este búnker, y me temo que usarán bombas de gas. Aquí hay extractores de gas, lo sé, pero ¿puedes confiar en ellos? En cualquier caso, yo no confío y lo voy a terminar hoy", remató.

Baur habría recibido como regalo una valiosa pintura por parte de Hitler por sus 12 años de servicio y luego de la muerte del líder nazi, intentó escapar. Sin embargo recibió un disparo que derivó en la amputación de una pierna, y luego pasó años como prisionero de los soviéticos, quienes lo torturaron para que revelara información sobre el Führer. Finalmente, el hombre murió en 1993 a los 96 años.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo