La inédita y sorprendente revelación de los médicos detrás del increíble rescate de niños en caverna de Tailandia

El caso había dado un vuelco hace unos meses cuando se dio a conocer la verdad tras el operativo.

Por Christian Monzón

Un total de 17 días estuvieron atrapados los doce niños y el entrenador de un equipo de fútbol en una caverna en Tailandia, en un caso que dio la vuelta al mundo.

En enero de este año se dio a conocer un vuelco en el caso cuando en el libro "The Cave", del británico Liam Cochrane, se dio a conocer la verdadera forma en que se dio el rescate, descartándose la versión oficial que indicaba que los menores habían aprendido a bucear y que los expertos le habían enseñado a utilizar todos los instrumentos y equipos que les permitieran salir nadando del lugar.

En ese sentido, los niños consumieron un cóctel de pastillas para ser dormidos y a la vez calmados, reduciendo de esta manera la cantidad de saliva y así evitar un ahogamiento. Tras esto, les pusieron mangueras con oxígeno pegadas en su boca y selladas con silicona, siendo cada uno de ellos cargados por un buzo profesional.

Sin embargo, todo el operativo médico que existió detrás del rescate fue revelado recientemente luego que el miércoles se diera a conocer una carta en el The New England Journal of Medicine, en donde se dan a conocer detalles de todo el trabajo que se efectuó para que la acción tuviera éxito.

Al respecto, se señaló que se utilizó una pastilla para dormir caballos en los menores, la cual fue clave para que todo finalizara de buena manera. Esto debido a que la píldora llamada ketamina tiene una propiedad rara entre los sedantes: estrecha los vasos sanguíneos en lugar de relajarlos.

Esto fue destacado por los médicos ya que debido al efecto que causaba este medicamento se hacía más difícil que los niños sufriesen de hipotermia al atravesar frías aguas tras pasar un periodo de estrés, deshidratación y falta de comida.

"Me quito el sombrero", señaló el anestesista John Rivard tras enterarse del operativo detrás del rescate. "Tendrías un niño completamente dispuesto a cooperar que seguiría respirando automáticamente durante la extracción", explicó.

Un comentario similar efectuó el anestesista en la Universidad de Chicago Jeffrey L. Apfelbaum. "Las habilidades necesarias para sacar a los niños fueron increíbles", aseguró.

Los médicos que participaron del operativo señalaron que los menores recibieron una "dosis sin especificar" de "anestesia a base de ketamina", según informan los medios internacionales con información de Europa Press.

Esto también fue celebrado por el jefe del Departamento de Anestesia de la Universidad de Connecticut, Jeffrey B. Gross. Al respecto, el facultativo manifestó que una sedación en base a ketamina "básicamente te da la vuelta al cerebro pero no lo duerme", rematando que de esta manera "las luces están encendidas pero no hay nadie en casa".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo