No fue un accidente: justicia determina que pareja se lanzó por un acantilado junto a sus seis hijos adoptivos en un asesinato-suicidio

“Ambas decidieron que este sería el final”, dijo un investigador.

Por Camilo Henríquez

La horrible muerte de la familia Hart impactó a todo EEUU luego de que sus 8 miembros fallecieran en lo que se creía un terrible accidente.

El 26 de marzo de 2018 el vehículo en que viajaban “cayó” por un acantilado muriendo Jennifer y Sarah Hart y sus seis hijos adoptivos.

Sin embargo, un jurado forense dictaminó de forma unánime que no hubo tal accidente y que la pareja se suicidó y asesinó a los seis menores, indica New York Post.

Días antes del “accidente”, las autoridades de Washington habían abierto una investigación contra las dos mujeres debido a denuncias de que estaban teniendo problemas y habían descuidado a sus hijos.

Pocas horas después de que los servicios sociales visitaran la casa de la familia, las dos mujeres tomaron a sus hijos y salieron apresuradamente en el viaje que terminaría con sus vidas.

Según las pruebas toxicológicas, Jennifer Hart tenía un nivel de alcohol “equivalente a cinco cervezas” y todos los ocupantes de la SUV presentaron “grandes dosis de difenhidramina, el ingrediente activo de Benadryl”. Además, “el nivel encontrado en la sangre de Sarah Hart indicaba que tomó 42 dosis antes del choque”.

Jake Slates, investigador de la Patrulla de Caminos de California, señaló que lo más probable es que los menores estuvieran “inconscientes” al momento de la caída y aseguró que ninguno de los ocupantes llevaba puesto el cinturón de seguridad.

“Ambas decidieron que este sería el final, si no podían tener a sus hijos, nadie los iba a tener”, agregó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo