Y no son extraterrestres: los visitantes indeseados en la Estación Espacial Internacional que ponen en riesgo mortal a los astronautas

El problema fue enviado desde la Tierra.

Por Nathaly Lepe

Más de 22 astronautas han visitado la Estación Espacial Internacional, que orbita desde 1998 la Tierra a 402 kilómetros de distancia y ha sido la estación de reabastecimiento de al menos seis misiones por año hasta agosto de 2017.

Sin embargo, un par de invasores están preocupando a los científicos que trabajan en el lugar, porque no sólo podría afectar la salud de los astronautas, sino a la propia estructura, transformándose en una trampa mortal.

De acuerdo con un estudio reciente, la Estación Espacial Internacional se ha transformado en una especie de habitáculo para bacterias y hongos que pueden causar enfermedades y formar biopelículas que promueven la resistencia a los antibióticos.

Y el problema estaría llegando directamente desde la Tierra, tal como detectó la NASA, tras descubrir que los microbios presentes en la EEI provenían principalmente de humanos y eran similares a los que se encuentran en edificios públicos y oficinas en nuestro planeta. 

Cuándo llegaron

El resultado de la investigación liderada por el doctor Kasthuri Venkateswaran, publicado en la revista "Microbiome", logró establecer un catálogo completo de las bacterias y hongos que acechan en las superficies interiores de los sistemas del espacio cerrado.

El equipo del investigador principal del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, estableció además que probablemente los organismos están presentes en la estructura desde su construcción en la Tierra. 

"El ISS (por su sigla en inglés) es un sistema cerrado herméticamente cerrado, sometido a microgravedad, radiación, dióxido de carbono elevado y la recirculación del aire a través de filtros HEPA. , y es considerado un 'ambiente extremo' ”, dijo Venkateswaran, según cita el portal The Independent.

Los resultados además pueden dar pistas de cómo enfrentar la resistencia microbiana en los humanos, considerando el trabajo que existe en la NASA para enviar personas a Marte. 

“A la luz de una nueva era de expansión humana en el universo, como el futuro viaje espacial a Marte, el microbioma del entorno espacial cerrado debe examinarse a fondo para identificar los tipos de microorganismos que pueden acumularse en este entorno único, cómo Por mucho tiempo, persisten y sobreviven, y su impacto en la salud humana y la infraestructura de las naves espaciales ", dijo el jefe del estudio. 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo