Pilló a un adolescente robando en su tienda, no llamó a la policía y se ganó el corazón de todos por lo que hizo por el menor

Aplausos.

Por Camilo Henríquez

Jay Singh nunca pensó que lo que vivió en su tienda 7-Eleven en Toledo, Ohio, se iba a convertir en noticia nacional por el gesto que tuvo con un adolescente que había pillado robando.

Hace unos días estaba en su oficina y uno de los empleados le dijo que había visto a alguien robando. Singh le pidió que llamara al 911 y que iba a encarar al ladrón, señala ABC News.

El chico se había metido varios caramelos en los bolsillos, era algo fácil de ocultar, y Singh le exigió que pusiera las cosas en el mostrador, mientras el adolescente le repetía que los iba a devolver.

El hombre lo miró y le dijo que necesitaba que le respondiera una pregunta: “¿por qué estás robando?”

“Tengo hambre. Lo estoy robando para mí y para mi hermano menor”, fue la respuesta, la que dejó atónito al dueño de la tienda.

De inmediato, Singh le dijo al empleado que cancelara el llamado al 911 y les dijera que había sido una equivocación. Luego de ello, miró al adolescente y le dijo: “si necesitas comida, te daré comida. Eso no es un problema”.

Tomó una bolsa y puso en ella pollo, unos trozos de pizza, algunas ensaladas, otros productos y se los entregó al chico, el que agradecido se fue de la tienda.

Su historia se hizo viral, y luego de ser compartida en redes sociales terminó en los principales medios de EEUU.

Singh aseguró que había tomado la decisión porque el menor “era sólo un niño” y de haber sido arrestado iba a quedar registrado y no iba a poder hacer nada en la vida, ni siquiera conseguir un buen trabajo.

“Eso no iba a resolver su problema del hambre. No es nada, hice lo que cualquier humano hubiera hecho en esa situación”, agregó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo